billy_1

El Teatro Real quiere al bello de Billy Budd

Bru Romero

Si no eres un cinéfilo de libro o no eres muy ducho en temas operísticos, seguramente el nombre de Billy Budd no te diga mucho. Aunque no lo creas, estás ante uno de los protagonistas de ficción más interesantes de la segunda mitad del siglo XX. Hábil marinero creado por Herman Melville que Peter Ustinov llevó al cine en La Fragata Infernal y Benjamin Britten se encargó de hacer lo propio en versión ópera.

Ahora, esta última llega al Teatro Real gracias al interés de su director artístico Joan Matabosch de reflexionar sobre ese recelo malévolo ante lo singular que puede convertir a alguien diferente en un ser especial, cuya personalidad o físico es difícil de ser asimilado por el resto de la humanidad. Profundo, ¿eh?

Una obra estrenada en el Covent Garden de Londres en los años 50 y que, por vez primera, llega a Madrid para satisfacer a los fervientes seguidores de Britten, más conocido por obras como Peter Grimes, El Sueño de una Noche de Verano o Muerte en Venecia. Un particular guiño musical del Real a la comunidad homosexual al programar la que según dicen es una de las óperas más gays del repertorio contemporáneo.

Una ópera que llegará a los escenarios españoles en enero de 2017, con libreto de E.M.Foster y Eric Crozier y 41 años después de que se estrenara en el Liceo de Barcelona. ¡Bienvenido, bello Budd!

billy_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD