bell_1

¿Volveremos a hacer pellas en The Max?

Bru Romero

Nos encanta la melancolía, el pensar en tiempos pasados y seguirlos rememorando como si fueran ayer y sobre todo, regodearnos en esos recuerdos y mantenerlos en el presente hasta que nos apetezca seguir mirando hacia delante, a la caza y captura de nuevos instantes que grabar en la memoria. Los 80 y los 90 son nuestras décadas favoritas y son muchos los documentos gráficos que aún nos siguen poniendo los pelos de punto, haciéndonos recordar que ya son décadas y décadas tras nuestras espaldas.

Si te dijéramos “Salvados por la campana”, lo más seguro es que una sonrisa comenzara a dibujarse en tu cara y es que aquella serie americana que nos acompañó desde 1989 a 1993, supuso nuestro despertar a la adolescencia más yankee, aquella que comenzaba a rebelarse frente al director del insti, hacía pellas en la cafetería y se iniciaba en el amor. Historias que ocurrían, principalmente, entre el Instituto Bayside y el diner The Max y que ahora podrían repetirse si tienes ganas, disponibilidad y mucho frikismo televisivo encima. ¿Por qué? The Max ha resucitado en Chicago.

bell_2

Diseñado como un local pop up de esos que gustan tanto y celebrando con ternura aquella época en que nuestra única preocupación era rebobinar bien un casete con un boli e intentar que nuestros padres nos dejaran salir hasta más tarde, The Max vuelve a abrir sus puertas con todos sus tickets para cenar vendidos (aún puedes hacerte con los de brunch o el segundo servicio de cenas). Una vuelta a ese rollo mitad kitsch, mitad molón que veíamos en la serie, que se convierte en tangible gracias a Dereck Berry, el creador de tan buena idea.

Un local por el que dejarse caer, llevados por la curiosidad más adolescente y que nos sorprende al encontrarnos con un diner regentado por el chef con estrella Michelin, Brian Fisher y en el que hay gente que hasta ha pedido ser casada allí. Si echas de menos a Zack, Slater o al divertido Screech y te preguntabas a qué sabían esas hamburguesas y batidos que se tomaban en esas citas a dos o en grupo, ya puedes hacer tu sueño realidad y volar a Chicago donde hasta el 31 diciembre poder encontrar un hueco para tomarte algo, hasta que la campana suene.

bell_3

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD