bibo_1

¡Ya tenemos al BiBO de Dani García en Madrid!

Bru Romero

Con algo de retraso pero haciéndonos eco de aquello de “lo bueno siempre se hace esperar”, el chef Dani García desembarca en Madrid con su éxito gastronómico BiBo, su particular brasserie andaluza que tan buenos halagos ha cosechado desde 2014, en su primer local en Málaga y que no es otra cosa que la perfecta versión democratizada del restaurante Dani García en el Hotel Puente Romano de Marbella.

Madrid ya echaba de menos su saber entre fogones, sus sabores y técnicas elaboradas y como persona entregada a su negocio y a esa búsqueda de la perfección que solo los mejores manejan, tuvo que ir atrasando la fecha de su personal embajada en la capital. Una inauguración que se convierte en realidad desde hoy mismo, fecha en el que en el número 52 del Paseo de la Castellana se instala García con todo su rico universo culinario, este dos estrellas Michelin.

Nada más y nada menos que 800 metros cuadrados, cuyo diseño interior ha corrido al cargo del interiorista Lázaro Rosa-Violán que se ha encargado de distribuir el local en varios espacios y de transformar este gran inmueble, en un marco a la altura de la innovadora cocina del chef malagueño.

Casi 2 millones de euros de inversión, para dar forma a uno de los últimos sueños de este creador de obras de arte sobre la mesa que ha sabido transmitir su ternura y precisión para con el producto y recetario típico andaluz, a sus clientes más sibaritas. Una propuesta que en el caso de BiBo Madrid acercará la alta cocina a los madrileños, pasada por el filtro de unos precios totalmente más asequibles y ajustados pero manteniendo “una cocina con sabor andaluz y abierta al mundo”.

Un local mucho más dinámico en el que ya sea para picar algo en barra o cenar con amigos o ese rollete al que sorprender, se pueda uno deleitar con propuestas cosmopolitas en cocina abierta, presencia del showcooking en sala y distendida zona de copas donde seguir desarrollando esta experiencia única. Momento en el que seguiremos paladeando ese regusto del bun de panceta a la parrilla, la tapa de yogur de foie, el salmorejo de centollo, sus ostras vivas Gillardeau nº2, la milhojas de queso y foie o su chuletón Black Angus empanado que quita, verdaderamente, el sentío (y no lo recuperas hasta empezar con los postres).

La saliva que tienes ahora en la boca es su mejor carta de presentación. ¡Dani, bienvenido! Foodies, ¡al ataque!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD