bruce willis

La calva también se cuida y te contamos cómo hacerlo

FRAN PATIÑO

Puede que la ausencia de pelo en la cabeza haga que el ahorro en champú sea considerable (los precios de algunos están por las nubes). Sin embargo, el hecho de que seas calvo o que te rapes la cabeza no te libra de una serie de cuidados específicos que debes llevar a cabo para que tu cabeza luzca brillante y bonita. Te contamos qué es lo que tienes hacer para que no descuidar tu cuero cabelludo.

Cuidado al afeitarte la cabeza

Elige bien la cuchilla según tu tipo de piel. La que usas para afeitarte la zona de la cara te puede servir. ¿Dónde afeitarte la cabeza? El mejor lugar es la ducha. Con el agua caliente el pelo estará más suave y los poros más abiertos, así que la tarea va a ser mucho más fácil. De esta forma, evitarás hacerte heridas que no quedarán nada bien.

No des de lado al champú

El hecho de que ahorres en champú no significa que no vayas a tener que seguir comprándolo. Vas a usar menos, pero vas a seguir necesitándolo. Tu cuero cabelludo necesita estar limpio aunque no tengas vello en la cabeza. La grasa y la suciedad se irán con un poco de champú y evitarás la sensación de pringue y las escamaciones.

Hidrata tu cabeza

Algunos factores como el sol, el frío o el propio afeitado pueden dañar tu cuero cabelludo. Ten en cuenta que, al no tener pelo que lo proteja, está más expuesto. Por ello, es importante que utilices cremas hidratantes para cuidar la zona y evitar daños. Si a tu cara le prestas estos cuidados, ¿por qué no hacerlo con tu cabeza?

Usa after shave también ahí arriba

Cuando te afeitas la barba usas after shave, ¿verdad? Úsalo también cuando afeites tu cabeza. Es muy importante, ya que cierra los poros y calma la irritación. Debes aplicártelo antes de la crema hidratante. Por cierto, no olvides la protección solar si vas a estar muy expuesto a los rayos, sobre todo el verano.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD