Muscular Build Vitality Healthy Lifestyle  Body Conscious One Man Only Man Male Power  Rear View  Semi Naked Standing Strength Strong Thigh Underwear Unrecognizable Person Black Background Color Image Colour Image Masculinity One Person Alone Photography Studio Shot

Así puedes combatir la flacidez tras adelgazar

FRAN PATIÑO / Imagen: GTRESONLINE

Adelgazar no es tarea fácil. Sin embargo, hay quien coge carrerilla y consigue perder kilos de forma rápida. Estás encantado con tu nueva figura y preparado para comprarte ropa nueva porque la que usabas te queda grande. Tu transformación física te ha pillado desprevenido. Es normal. Cuando pierdes peso de forma acelerada, ni siquiera a tu cuerpo le da tiempo a adaptarse a ese cambio, por lo que notas un efecto como es el de la flacidez de la piel. Los siguientes consejos te ayudarán a recuperar la firmeza que echas en falta.

Hidrátate por dentro y por fuera

El agua es imprescindible para que la piel recupere elasticidad y se ciña al cuerpo. Beber aproximadamente dos litros y medio al día es fundamental para luchar contra la flacidez. Pero no solo debes hidratarte por dentro, también tienes que hacerlo por fuera. Las cremas reafirmantes que puedes encontrar en diferentes marcas son una de las opciones que ayudarán a que la piel deje de estar colgandera y luzca bonita.

Consume los alimentos adecuados

Comer alimentos ricos en vitamina C es una buena manera de que ayudar a que la piel vuelva a tener la elasticidad que había perdido. Las frutas y los vegetales contienen este nutriente y frenan los efectos de los radicales libres en el organismo. Las verduras de hoja verde y los cítricos son grandes aliados a la hora de producir colágeno y elastina que ayudan a tener una piel perfecta. Los frutos secos y las legumbres también contribuyen a eliminar la flacidez cutánea. Y como no podía ser de otra forma, no podía faltar el pescado. El salmón, rico en ácidos grasos omega-3, hace que tu piel se mantenga flexible.

Ejercicios para tonificar

Dependiendo de en qué parte de tu cuerpo notes que se ha producido una mayor flacidez, tendrás que recurrir a unos ejercicios concretos. A través de ellos, conseguirás tonificar los diferentes grupos musculares, fortaleciendo las zonas de tu anatomía que más lo necesitan. De esta forma, recuperarás la firmeza de tu piel y te verás mucho mejor. Glúteos, abdomen, piernas… Trabájalos de forma específica y lucirán más fuertes.

Tratamientos estéticos

En muchos centros de estética encontrarás tratamientos de lo más variados para combatir la flacidez. La elección de uno u otro dependerá de las recomendaciones que te hagan los expertos y de las opiniones que te den las personas que los hayan probado. El presupuesto que puedas y quieras dedicar al tratamiento estético antiflacidez también será determinante a la hora de decantarte por uno u otro.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD