manu-camargo-60128

Chicos, nosotros también podemos maquillarnos

FRAN PATIÑO

Ya lo cantaba Mecano con aquel pegadizo estribillo que decía “sombra aquí, sobra allá, maquíllate, maquíllate, un espejo de cristal y mírate, y mírate”. ¿Vas a desobedecer tú a Ana Torroja? Pues claro que no. Si cuidas tu pelo y no dudas en mejorar su aspecto con mascarillas, ceras y todo tipo de productos, ¿por qué no hacer lo propio con el rostro? El maquillaje cada vez gana más terreno masculino. Toma nota porque a ti, que cuidas tu imagen, puede que te interese saber cómo usarlo.

Elige bien el tono de maquillaje, que no sea ni demasiado claro (no querrás parecer Casper) ni muy oscuro (parecerá que te has pasado con los rayos UVA). Cuanto más natural sea el color, mejor. Antes de empezar a maquillarte, lo primero de todo es que limpies bien tu cara. ¡Ni se te ocurra maquillarte con el rostro sucio! Una vez que hayas realizado tu limpieza, aplícate una crema hidratante que no sea muy grasienta.

Al ponerte el maquillaje, distribúyelo bien. Si no lo pones de forma uniforme, quedarán zonas de distinto tono y acabarás pareciendo un dálmata. Recuerda que el resultado debe ser natural. Una de las ventajas de maquillarte es que podrás disimular pequeños granitos e imperfecciones. Por cierto, ten en cuenta que afeitarte bien facilitará la aplicación ya que los pelitos no molestarán a la hora de tunearte. En cuanto a marcas, Jean Paul Gaultier o Chanel son dos buenas firmas a las que puedes recurrir para elegir tu maquillaje.

No te toques la cara cuando vaya maquillado ya que puedes acabar estropeando tu look. La cosa no queda aquí… no puedes olvidarte de algo muy importante como es desmaquillarte. Da igual que llegues a casa de fiesta, cansado y con ganas de echarte a la cama. No te saltes este paso, ya que dejarte la cara con el maquillaje durante toda la noche puede dañar tu piel. Limpia tu rostro con suavidad para no causar irritaciones… ¡y prueba superada!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD