Man touching eyebrow in mirror 
limpieza personal satisfaccion espejo mirar mirarse uno a otro mirando espejos hombre una persona latinoamericano higiene limpieza interior sonriente tocar ceja intimo satisfecho moreno cara cabeza y hombros color reflejo belleza masculina cuarto de baÒo colores reflejos sonrientes tocando cejas hombres intimos intima intimas satisfechos caras baÒo

Manual para depilar tus cejas sin cargártelas

FRAN PATIÑO / Imagen: GTRESONLINE

Ya te lo habrán dicho alguna vez: lo de depilarse las cejas no es solo cosa de chicas. Los hombres también necesitan cuidarse esta zona tan expresiva del rostro, pero lo cierto es que hacerlo no resulta nada fácil. Si lo haces tú solito con tus propias pinzas en casa tienes que tener mucho cuidado para no pasarte, ya que dos o tres pelitos de menos en la parte equivocada de la ceja puede hacer que tu rostro cambie por completo. No se te ocurra copiar a tus amigas, ya que la depilación de las cejas en los chicos no se lleva a cabo bajo las mismas pautas que entre el público femenino. Lee atentamente: esto es lo que tienes que hacer para que tus cejas luzcan de la mejor forma.

Hazte con el material adecuado

Lo más importante es que tengas a mano un espejo de aumento y unas buenas pinzas. No recurras a la cera, ya que no vas a necesitar quitar tanto pelo y, además, con las pinzas de depilar tendrás mucha más precisión a la hora de abordar la zona. Aunque un espejo normal puede servirte para verte, lo más adecuado es que utilices uno de aumento ya que así no te dejarás la vista mientras vas quitando los pequeños pelitos que sobran en tus cejas.

Tira bien de los pelitos y evita que se rompan

Concéntrate, tienes que tener buen pulso. Coge las pinzas y con su punta coge de uno en uno los pelitos que quieres quitar. Agárralos bien y tira firmemente hacia arriba. Hazlo con fuerza para arrancarlos de raiz y que el vello no se rompa. Si se parten, los pelitos serán mucho más pequeños y te costará aún más cogerlos con las pinzas. Aunque al principio te resultará complicado atraparlos y arrancarlos, en cuanto cojas el ritmo te resultará muy sencillo y lo harás de forma rápida y casi automática. ¡Serás todo un maestro con las pinzas de depilar!

Fuera el entrecejo

Entre ceja y ceja suelen aparecer un montón de pelitos que resultan bastante antiestéticos y que conviene que sean los primeros en quitar. Lo mejor es comenzar a quitar los que están más hacia el centro de la nariz para, poco a poco, irse acercando hacia los extremos situados más cerca de los ojos. Es en esta fase en la que hay que ser más cauteloso para no pasarse quitando vello, ya que de esa forma se modificaría la longitud de la ceja y esto, a su vez, cambiaría por completo la expresión de tu rostro. En le caso de que quieras hacer algo así de forma intencionada, mejor acude a un salón de belleza y ponte en manos de profesionales para rediseñar tus cejas.

Ayúdate de una guía para depilar tus cejas

El comienzo de la ceja lucirá más bonito si es recto. Para que te quede así, puedes utilizar un lápiz que, apoyado en la parte superior de la nariz te servirá de guía y te ayudará a averiguar en qué punto comienzan tus cejas para que retires los pelitos que sobran. Del mismo modo podrás tomar el lápiz como referencia para ver qué cantidad de vello debes retirar de la parte de arriba. En el arco inferior deberás quitar los pelitos sueltos que sobren, eso sí, evitando acercarte demasiado a la ceja para no quitarle su forma natural ni dejar ningún hueco indeseado.

En definitiva, lo mejor es respetar la forma de tus cejas. Por tanto, ten en cuenta que la depilación debes hacerla poco a poco e intentado quitar los pelos poco a poco. Es mejor quedarse corto antes que pasarse, ya que de esta forma podrás corregirlo en cualquier momento. Sin embargo, si te excedes quitando vello puede que cambies tu expresión facial por completo y, en este caso, de lo que se trata es de limpiar el rostro, no de rediseñar tus cejas.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD