chili-1995689_1280

¿De verdad el picante adelgaza?

FRAN PATIÑO

Ya lo decían las Spice Girls con aquello de “spice up your life”. Nosotros siempre supimos que ellas eran unas chicas sabias que nos inspiraban muchísimo a través de las letras de sus canciones, pero claro, en realidad nunca imaginamos lo que el picante podía hacer por nosotros. Si pensabas que era un falso mito eso de que la guindilla, la pimienta y similares ayudaban a adelgazar, te equivocabas.

La capsaicina, un componente que se encuentra en los alimentos picantes, es la responsable de que estos tengan en el cuerpo un efecto quemador de grasas natural. Por un lado, la capsaicina lo que hace es estimular la parte del cerebro que regula la temperatura del cuerpo. Al comer picante, se empieza a sudar al ponerse en marcha un mecanismo que acaba con algunas células grasas.

Además, de subir la temperatura del cuerpo y quemar grasa, el picante contiene mucha vitamina C, algo que significa que aumentan los antioxidantes. La capsaicina se puede encontrar en el pimiento picante y sus variedades, como son la guindilla, el pimentón, la pimienta, el chile o la cayena.

Un poquito de picante en los platos hace las comidas más atractivas, sobre todo cuando se trata de menús de dieta. Además de su poder adelgazante, la capsaicina tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias y ayuda también a la hora de aliviar, por ejemplo, enfermedades como la psoriasis o la artritis.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD