crioterapia_1

¿Estamos destinados a la crioterapia?

Bru Romero

Podríamos hablar del frío como el mejor estado para que algo se mantenga en perfectas condiciones (y si no, acuérdate de tu congelador con toda la comida preparada por mamá). Y es que tenerle de partner in crime, en muchas ocasiones, no solo puede aliviar determinados problemas de salud que podamos sufrir sino que puede echarnos un cable a la hora de combatir lesiones o, incluso, el paso de los años. Es en ese momento cuando nos topamos con el término crioterapia, mucho más que un simple tratamiento médico.

Se ha caído en la falsa idea de que la crioterapia (creada en 1978 en Japón con el objetivo de reducir el dolor y la inflamación de aquellos pacientes que sufrían de artritis reumatoide) es una técnica de uso exclusivo de atletas pero lo que sí es cierto es que en los últimos años, el uso del frío artificial (vapor de nitrógeno) para curar y servir como sustitutivo de la cirugía estética de quirófano y bisturí es una realidad a la que seguramente estemos destinados si como la canción queremos ser jóvenes para siempre.

Criosaunas con las que situar el cuerpo a 130 grados bajo cero si lo que se pretende es recuperarse después de una rutina deportiva extrema, tener una mayor resistencia y por tanto ganar fondo, mejorar la circulación (y como resultado la eliminación de toxinas), favorecer la absorción de sustancias alimenticias en el intestino delgado, aumentar el volumen del músculo cardiaco y deshacerse de grasa, favorecer la acción de la insulina o conseguir un mejor estado de la piel.

Beneficios todos ellos que aunque no han sido absolutamente reconocidos por la profesión médica si han demostrado que no causan ningún efecto secundario sobre el organismo a no ser que te mantengas dentro de la cabina más de los diez minutos estipulados y salgas asfixiado, perturbado mentalmente, con quemaduras, congelado… Y eso, no queremos. ¡Disfruten del frío, conviértanse en los nuevos príncipes del hielo! El fresco nunca sentó tan bien.

crioterapia_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD