photographer-1150052_1280

Esto es lo que tienes que hacer con tu barba

FRAN PATIÑO

La barba se ha convertido en mucho más que una moda. Cada vez son más los hombres que renuncian al afeitado y encuentran en ella a la mejor aliada para su look. Hay muchos tipos de barba dependiendo de su longitud y forma, pero, al margen de los diferentes estilos, es importante saber que es necesario cuidarla y prestarle atención todos los días. Si cuidas del pelo de tu cabeza, ¿por qué no hacerlo con el de tu cara?

Lucir una barba, sobre todo si es un poco larga, no es fácil. Llevarla significa que vas a tener que dedicarle unos minutos diarios. ¿Estás dispuesto a hacerlo? Te contamos cuáles son los cuidados básicos que debes proporcionar a tu barba.

man-657869_1280

Lávala

La comida, la bebida, el tabaco y los factores ambientales son algunos de los elementos que ensucian la barba a diario. Por eso, del mismo modo que lavas tu cabello, también debes de mantener tu barba limpia. Lo mejor es que la limpieza de la barba la realices cuando te duches, ya que te resultará mucho más cómodo.

Es recomendable que en lugar de usar champú, utilices un jabón especial o gel limpiador para rostros con vello. Ten en cuenta que lo que hay debajo de ella es tu cara y la piel que hay ahí es diferente al cuero cabelludo de tu cabeza. El pH de ambas zonas es muy distinto y el pelo de la barba es más duro y rebelde. Recuerda que es importante que enjuagues bien tu barba. Aclárala bien y quita toda la espuma que haya en el vello, ya que si quedan residuos la piel de la cara puede irritarse. Al final, seca tu barba de forma muy suave con una toalla o, si lo prefieres, también puedes hacerlo con el secador, pero utilizando aire frío.

Hidrátala

La hidratación del vello de tu cara es de gran importancia si quieres que luzca sano y brillante. Los geles especiales para barba necesitan un complemento ya que suelen dejar el pelo un poco seco. Ten en cuenta además que, al hidratar tu barba también estás cuidando de la piel que hay debajo. Cuando el vello crece, la piel se suele resecar y se pueden producir picores y, en algún caso, descamaciones.

El proceso de hidratación debe iniciarse una vez que la barba está limpia y seca. Es entonces cuando se debe aplicar un aceite o bálsamo especial. Solo es necesario usar unas pequeñas gotas. Estas se echan en las manos, que después se frotarán. El siguiente paso es extender ese aceite que hay en las manos empezando en la raíz y acabando en las puntas. Los expertos recomiendan comenzar en el cuello e ir subiendo hacia las mejillas. Es muy importante realizar un buen masaje para que el aceite hidratante alcance a la piel que hay debajo de barba.

Péinala

Una vez más, piensa en cómo cuidas el pelo de tu cabeza: lo lavas, lo hidratas… ¡y lo peinas! Pues con la barba ocurre lo mismo, también debes peinarla. Si tu barba es de tres días, no hará falta que lo haga, pero si ya cuenta con más de un centímetro de longitud, vas a tener que dedicarle un ratito más.

Al haberla lavado e hidratado previamente, tu barba estará muy suave y evitarás nudos y tirones. Coge el peine y pasa a la acción. Los hay especiales para barba, pero puedes utilizar el que usas normalmente para la cabeza. Peina el vello de tu cara suavemente. Hazlo de arriba a abajo y de los laterales hacia el centro, así irás domesticándola para que crezcan en esa dirección.

¿A que no parece tan difícil? Son tres pasos que debes hacer cada día y que no te llevarán mucho tiempo. Lo de recortar tu barba y darle forma para tener el look que a ti te gusta es algo que sí que puedes dejarle a tu barbero en el caso de que no seas muy experto y quieras evitar estropear tu hermosa melena facial.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD