man-979980_1280

Hombres: Cómo cuidar el pelo para que no se caiga ni se estropee

FRAN PATIÑO

La caída del cabello es una realidad que trae de cabeza a muchos hombres incluso desde la juventud. Tal vez tú luces pelazo, pero seguro que has visto en tu entorno cómo muchos de tus amigos echan de menos el poder peinarse como antes lo hacían. Y es que, algunos de ellos han dejado de lado los peinados de moda para, en lugar de eso, preocuparse de colocar los mechones de pelo de forma estratégica para tapar donde la cosa empieza a clarear…

Aunque el de tus amigos no sea tu caso y luzcas un pelo radiante, más vale prevenir. Te contamos qué tienes que hacer para cuidar tu cabello de forma que este no resulte dañado y evites en la medida de lo posible que acabe cayéndose.

Aliméntate bien para cuidarlo desde dentro

Un buen cuidado del cabello empieza en la alimentación. Para fortalecer el pelo y evitar que se rompa, las legumbres son grandes aliadas ya que aportan zinc, hierro, proteínas y biotina. Por su parte las verduras como las espinacas, acelgas, brócoli o puerro son vegetales que nutren y fortalecen el pelo. Tienen mucho hierro, así como vitaminas A y C que ayudan a tener el pelo hidratado de forma natural. El salmón es otro alimento que, gracias a su omega-3, ayuda a tener un cuero cabelludo sano. Para aumentar el volumen del cabello, estimular el crecimiento y nutrir el cuero cabelludo desde el interior, la zanahoria es un alimento muy indicado por su contenido en beta caroteno y vitamina A. Y si te apetece picar unos frutos secos, ¡adelante! Las nueces y las almendras contienen zinc, selenio y vitamina B para luchar contra la pérdida prematura del cabello.

Agua templada y secador aire frío

Es recomendable no lavar el pelo con agua caliente, ya que esta hace que los poros se dilaten y eso facilita la caída del cabello. Lo ideal es que la temperatura sea normal, ni muy caliente ni congelada. Lo mismo ocurre al secarlo. Al hacerlo con aire caliente el poro se abre, por eso es mejor hacerlo con aire frío aunque se tarde un poco más en secar.

Aclarar correctamente

Hay que dedicarle suficiente tiempo al lavado del cabello pero también a su aclarado, ya que se trata de una de las partes más importantes. De esta forma, no quedarán restos de champú o mascarilla en el pelo y este tendrá más volumen. Quedará libre de residuos y lucirá mucho más brillante.

No frotar el cabello con fuerza

A la hora de secar tu cabello con la toalla una vez te has lavado, vigila de no hacerlo muy bruscamente, ya que si frotas con demasiada fuerza lo que puede ocurrir es que los pelos que estén más débiles se caigan o resulten dañados. Hazlo suavemente para evitar ver cabellos en la toalla que deberían estar en tu cabeza.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD