barber-2507764_1280

Manual de instrucciones para dejarse barba por primera vez

FRAN PATIÑO

Si eres de los pocos que hasta ahora no se les había ocurrido dejarse barba, te damos la bienvenida a todo un mundo por descubrir. Y es que, dejarse crecer pelo en la cara no es fácil al principio. Notarás que los primeros días el rostro te empieza a picar y querrás abalanzarte sobre la cuchilla de afeitar y volver a dejarlo liso como si fuese el de un bebé. Pero tranquilo, respira y repítete a ti mismo que tú puedes.

Lo primero de todo es que tengas paciencia. Tendrás que esperar unos semanas hasta que tu barba crezca y luzca como tú quieres. Acostumbrarse a los picores hasta olvidarse de ellos e ir quitando con la maquinilla esos pelillos que quedan desperdigados por cuello y cara será tu misión durante la etapa inicial. Deja que el resto de barba vaya creciendo sola durante unas cuantas semanas. Es muy importante, eso sí, que recortes el vello que sobresale en el bigote. Esos pelitos, además de resultar molestos a la hora de comer y ensuciarse mucho, quedan bastante feos cuando caen por encima del labio.

No te vamos a engañar, como ves, la barba necesita un cuidado diario, así que tendrás que acostumbrarte a prestarle atención igual que haces con tu pelo cada día. Lava tu barba a diario con un jabón especial o gel limpiador para rostros con vello. No olvides enjuagar bien. Aclara y retira toda la espuma que haya en la barba. Hazlo bien, porque si quedan residuos la piel de la cara puede llegar a irritarse. Al secarte, hazlo de forma muy suave con una toalla o con el secador, pero utilizando aire frío.

No te saltes la parte de la hidratación si quieres que el vello de tu cara luzca brillante y sano. Debes iniciar el proceso una vez que la barba está limpia y seca. Aplica entonces un aceite o bálsamo especial. Con unas pequeñas gotas bastará. Échalas en tus manos, frótalas y extiende el aceite de la raíz a las puntas. Realiza un buen masaje para que la loción hidratante llegue a la piel. Si tu barba es de tres días, no será necesario, pero si ya cuenta con más de un centímetro de longitud, vas a tener que peinarla.

Por último, recuerda que puedes acudir a los expertos. El barbero es tu amigo. Igual que cuidas tu pelo y vas a cortártelo cada cierto tiempo, haz caso también a tu barba y pasa por la barbería de vez en cuando. La frecuencia dependerá de cómo la lleves de larga y cómo sea de rebelde.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD