vegetables-694304_1280

Motivos por los que deberías comer brócoli (aunque no te guste)

FRAN PATIÑO

Su olor tira para atrás y su sabor no lo hace nada apetecible. Pero no subestimes el poder del brócoli. Aunque pasemos por el supermercado mirándolo de reojo, este vegetal es el gran protagonista en la alimentación diaria de esos cachas que ves en tu gimnasio. Los que se toman en serio el culto al cuerpo saben la importancia que incluir brócoli en sus comida tiene de cara al desarrollo muscular y pérdida de peso.

Habrá que ir aprendiendo recetas para cocinar con algo de gracia este alimento con forma de arbolito que parece empeñado en acompañar nuestros platos. Repasamos las cualidades que tiene y cómo puede ayudarnos a ser como esos chicos de los anuncios de perfume cuyos pectorales nos dan tanta envidia… que nos comeríamos los brócolis que hiciera falta.

broccoli-498600_1280

Aumenta la testosterona

El brócoli controla el nivel de estrógenos en el cuerpo, potenciando la testosterona, que como ya sabes fomenta el desarrollo y crecimiento muscular. Además, al quedar regulada la cantidad de estrógenos del organismo, hay menor acumulación de grasa corporal. Se trata de una buena forma de plantarle cara esa capa que tapa los abdominales.

Tiene efecto anabólico

El brócoli contiene sulforafano, que al parecer desactiva una proteína que frena el crecimiento muscular, permitiendo así que el desarrollo aumente. Ten en cuenta esto para tu próxima lista de la compra, porque el sulforafano también está presente en otros vegetales como la colifor o la col de Bruselas. Ya, muy apetecible todo…

Te deja la piel bien fina

Aunque te cueste creerlo el brócoli contiene un montón de antioxidantes que van a hacer que te veas aún más guapo. Selenio, zinc, vitamina C, betacaroteno y otros nutrientes presentes en este vegetal tienen un efecto antienvejecimiento que puede hacer que te ahorres mucho dinero en cremas para la cara. ¿A que ya te va gustando más el brócoli?

Combate la retención de líquidos

A veces uno se mira y piensa: “¡esta panza no es mía!”. Toda la razón. La culpable es la retención de líquidos. Pero hay un superhéroe que puede combatirla: el brócoli. Nuestro nuevo mejor amigo tiene un efecto diurético que se debe a su contenido en agua y potasio. Además, como no tiene sodio, retiene menos. Di adiós al exceso de líquidos en tu organismo consumiendo brócoli habitualmente.

Ahora que le ves con otros ojos, el brócoli va a convertirse en el mejor acompañante de tus comidas o cenas. La forma más común de cocinarlo es hirviéndolo, pero puedes experimentar para encontrar la que más te guste. Eso sí, compra un buen ambientador para casa porque el brócoli es de esos alimentos que dejan huella.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD