pull_up_1

Pull ups, ¿misión imposible?

Bru Romero (@gorgeousbru)

Tan complicado como cerrar el bote del champú en la ducha, estar sin mirar el Instagram más de 3 horas o no comprar esos Donuts que tu supermercado de cabecera sitúa (como quien no quiere la cosa) a dos pasos de la caja, es hacerte más de dos pull ups seguidos. Y es que si pensabas que una simple barra sujeta en el marco de la puerta de tu habitación o en la propia máquina del gimnasio, no iba a conseguir dominarte, te aseguro que lo hace y sin que tu consigas ni pestañear.

Siempre han existido una serie de pruebas que todo gallito realiza delante de sus amigos para demostrar que debe seguir siendo el Simba de la manada y junto con las flexiones o un simple pulso, las dominadas son el Do-Re-Mí del pack básico del deportista de salón que quiere dejar a todos epatados.

Muchos pensarán que todo tiene que ver con sus nada potentes bíceps o poco desarrollados tríceps pero lo que sí es cierto es que si no consigues hacer más de una subida, es que el serrato anterior (el músculo que sostiene el omóplato frente a la caja torácica) no está funcionando como debería al situar la escápula en una no alineación que no ayuda a que la posición nos permite subir. Da igual lo fuertes que seamos o el ímpetu con el que lo intentemos. La posición es la que cuenta.

Fuerza y equilibrio deben ser las dos armas que usemos para llevar a cabo tan simple ejercicio pero que nos da tantos quebraderos de cabeza. Lo primordial es que liberes los músculos que conforman la zona del hombro y nos los agarrotes ni los muevas en bloque. ¿No sabes cómo? Aquí tienes una serie de ejercicios que te harán verdadero especialista. Lo más seguro es que superes la misión. ¡Ya nos contarás!

Posición de desbloqueo

¿Quieres saber cómo hacerla? Pincha aquí  

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD