conejo_1

¿Qué carne mejora el rendimiento de un deportista?

Bru Romero

Siempre se ha dicho que la dieta del deportista que prefiere mantenerse en línea, en vez de decantarse por una vida foodie extrema, es la dieta de la triple P: pasta, patata y pollo. Productos que aportan los hidratos y proteínas necesarias tanto para la actividad física más básica como para la más profesional.

Una rutina alimenticia tradicional que aporta nuestro nivel necesario de proteínas al día pero que parece alterarse con la creencia de que la carne de conejo supera a la del pollo, en cuanto a aporte de energía e incremento en el rendimiento deportivo, como gran fuente de proteína y elevado nivel de minerales (zinc, hierro o magnesio), sin aportar, apenas, ni un gramo de grasa.

Según el Dr. Carlos de Teresa del Centro Andaluz de Medicina del Deporte, consumir su carne 3 veces por semana favorece al desarrollo de la musculatura del organismo, ya sea desde su lado funcional como morfológico. Una auténtica ración de todo aquello que el deportista necesita para llevar una rutina de ejercicios completa, sin olvidar la vitamina B (B3, B6 y B12) requerida para afrontar el entrenamiento de cada día y mejorar en destreza.

Por tanto, si cansado estás de añadir carne de pollo a cualquiera de tus comidas, cambia el chip, olvida que no estamos acostumbrados a comer conejo y ve introduciendo su carne en tus próximos platos. Un verdadero chute de proteínas y minerales que actuarán completamente sobre el perfil inflamatorio, el rendimiento aeróbico y el metabolismo proteico, tan necesario como recomendable.

 

conejo

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD