butt_1

¿Quieres presumir de trasera?

Bru Romero

Quien diga que en un primer giro de cabeza no se fija en el culo, miente como bellaco y es que si hay una parte del cuerpo sugerente como pocas, son las reales posaderas. Objeto hipnotizador y mucho más de deseo. ¿Lo niegas? Sigues mintiendo, truhán.

El problema viene cuando tenemos el diamante pero necesitamos pulirlo o ¿es que pretendes no sacar provecho del don que te han dado y prefieres ocultarlo? Cuanto más respingón, más alegría y nosotros tenemos la manera de que tus glúteos se endurezcan, se pongan firmes y que vuelvan a ser el centro de todas las miradas, ya sea desnudo como vestido. ¿Piensas que no lo vamos a conseguir? Márcate estos dos ejercicios durante 5 minutos al día y haciendo las repeticiones que puedas. Te aseguramos larga vida, prosperidad y una trasera de infarto.

¿Ves a Beckham? Pues nosotros le aconsejamos.

 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD