cafe_1

¿Sabes por qué motivo no paras de beber café?

Bru Romero

El café es a nuestro día a día como el abrigo al invierno y la colchoneta al verano. No podemos vivir sin él. A lo largo del día, perdemos la cuenta de cuántas tazas de café tomamos y es que aunque algunos solo toman la del desayuno, hay otros que necesitan de constantes dosis para seguir manteniéndose on fire. Pero, ¿acaso has pensado que todo esto tenga que ver con tu ADN? Sigue leyendo, te interesa.

Muchas veces habrás podido comprobar como el cuerpo te pide cafeína para mantener el ritmo, pese a haber superado ya la cantidad aconsejada por tu barista más cercano. Pero según un estudio del Scientific Reports, la presencia de una variante genética en nuestro ADN tendría que ver con la cantidad de café que ingerimos cada día.

De acuerdo con la investigación, si una persona posee la variante PDSS2 asimilaría la cafeína mucho más lentamente que aquellos que no la tuvieran, por lo que estos últimos tendrían que doparse a base de tazas y tazas para conseguir alargar el efecto de la cafeína sobre su organismo.

Ahora ya entenderás, el porqué de ese irrefrenable impulso a prepararte otra taza por mucha madrugada que sea… ¡La culpa es de tu ADN!

 

cafe_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD