0e830828-95ad-4bba-8853-5a3905132f2c

Jordania apuesta por el turismo ecológico y de aventura

FRAN PATIÑO

En los últimos años Jordania se ha perfilado como uno de los destinos más llamativos para realizar ecoturismo así como turismo de aventura. Una de las nuevas propuestas es el Jordan Trail, una ruta de 650 kilómetros que atraviesa el país de punta a punta y que permite conocerlo en 8 etapas. Recorrer 52 pueblos y ciudades conociendo la gran biodiversidad y descubriendo la cultura de la zona es una apasionante aventura.

La reciente reapertura de la Reserva Natural de Shaumari en las proximidades de Ammán es un aliciente más para visitar Jordania y observar especies únicas. Se trata de su primera Reserva Natural, que fue proclamada como tal en 1975 y que se creó para reintroducir el órice árabe de pelaje blanco, en grave peligro de extinción.

La aventura continúa en la zona protegida de Wadi Rum, un desierto que cuenta con un espectacular paisaje lunar, impresionantes cañones e increíbles manantiales. Nuevas rutas esperan al visitante, haciendo la escalada más accesible. Hacer noche en uno de los campamentos beduinos y pasear al día siguiente en camello permite al turista acercarse a la cultura de la zona y disfrutar de una inolvidable experiencia.

Pero cuando se habla de ecoturismo en Jordania no se puede dejar pasar la Reserva de la Biosfera de Dana. Es la más grande del país y allí se concentra su mayor diversidad natural: 800 tipos de plantas y 449 especies de animales. La reserva pide a gritos ser explorada en bicicleta de montaña o a pie por sus más de 8 rutas de diferente dificultad.

Una parada obligatoria es dormir en uno de los numerosos alojamientos sostenibles de la reserva. El hotel Feynan Ecolodge es el mayor ejemplo de ecoturismo, situado en un lugar al que solo se accede a pie o en 4X4. El hotel, que fue construido en adobe, impresiona mucho por la noche, cuando la luz de las velas lo ilumina mientras se degusta una cena vegetariana.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD