toro_1

La parada de los monstruos de Guillermo del Toro llega al LACMA

Bru Romero

El subconsciente es algo que a veces nos puede traicionar, otras nos puede ayudar y en el caso de Guillermo del Toro es algo que le puede convertir en rico hasta que el planeta Tierra deje de ser un planeta. Si eres amante de su mágica idiosincrasia y terrorífico mundo de fantasía, sabrás de lo que hablo.

Director, guionista, novelista y fantasioso hasta niveles que a la raza humana le sería imposible llegar a entender, el mexicano Guillermo del Toro se haría mundialmente famoso por la película El laberinto del fauno. Una historia de esas que solo pasan en nuestras pesadillas más claustrofóbicas y que le sitúo en primera línea del cine fantástico mundial, después de tantos y tantos años curtiéndose como diseñador de maquillaje, lo que le llevaría a crear su propia compañía (Necropia).

toro_2

Un extraño mundo de faunos, humanos que esconden misterios, alquimistas, monstruos y demás criaturas crecidas a la sombra que le han llevado a ser homenajeado en el museo LACMA de Los Ángeles que ha hecho de esta pasión por lo oculto, de ese más allá tan desconocido, toda una retrospectiva que poder visitar hasta el 27 de noviembre.

Guillermo del Toro: en casa con monstruos es una mirada, a través de más de 500 piezas del particular universo Del Toro, de su infantil interés por conocer aquello que escapa a nuestro limitado entendimiento humano. Criaturas que solo aparecen en sueños y con las que solo los elegidos pueden convivir y que en el caso que nos ocupa, decoran las dos casas donde “el Gordo” (como sus amigos le conocen) tiene guardados todos los personajes que le sirven como musa e inspiración. Casas que abren sus puertas al curioso admirador que queda embobado con las esculturas, diarios, bocetos, réplicas que allí se exhiben y para los que la vuelta a la realidad será el único límite que les separe de la mente tan prodigiosa de este niño grande llamado a ser un sujeto a estudiar en la carrera de Psicología.

toro_3

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD