museo

El Museo Lázaro Galdiano abre sus puertas al eclecticismo de la Edad Moderna

Elena Alba

Del 17 de noviembre hasta el 28 de enero podrás visitar Una colección redescubierta. Tablas flamencas en el Museo Lázaro Galdiano. En esta exposición podremos disfrutar de las obras que reunió Galdiano junto a su esposa Paula Florido de pintura flamenca procedente de los siglos XV Y XVI.

Galdiano fue un gran coleccionista de arte, tanto que llegó a convertirse en historiador, pues se han encontrado numerosos escritos que realizaba en los libros de su biblioteca. Pintura flamenca, una exquisita elección de su colección que se refleja en estas obras, es una colección innovadora que introduce pinturas al óleo sobre tablas. Un antes y un después en la historia del arte que queda reflejado en estas pinturas que dejaron de ser solo para la iglesia y la alta nobleza, para dirigirse también a burgueses afincados en la ciudad. Una colección reunida entre 1902 y 1930.

Es todo un gusto saber que esta exposición ya esta disponible tras tres años de investigación, estudio y documentación por parte de Didier Martens, profesor de la Universidad de Bruselas y Amparo López, conservadora jefe del Museo. Muestras que además incluyen análisis de platas y uso de la naturaleza representado en estas tablas. La colección además cuenta con la colaboración del Gobierno Flandes siguiendo las escuelas artísticas de Bruselas, Brujas y Amberes. El museo cuenta con más de sesenta obras entre las que encontramos: Las Meditaciones de San Juan Bautista del Bosco, El Descendimiento de Quentin Metsys, La Adoración de los Magos de Janvan Dornicke, o El Paisaje con los peregrinos de Emaús de Lucas Gassel, entre otras.

Es una colección variada que posee obras excepcionales, además de poseer obras de Hieronymus Van Aecken, Bosch cuyo nombre en español es El Bosco.

La muestra se sucede a lo largo del museo dividida en plantas por escuelas o centros de producción artística. El primer piso esta ocupado por S- Hertogenbosch – ciudad natal del artista Bosco-; la segunda sala está ocupada por obras de Metsys, Dornicke y la obra La Sagrada Familia, cedida por el M-Museum Leuven. Por último la tercera planta ocupada por Gerar David, Adriaen Isenbrant o Hans Memling.

El Museo Lázaro Galdiano se inauguró el 27 de enero de 1951 y es fruto de las colecciones que dejó Galdiano al Estado Español. El único coleccionista español en poseer obras de El Bosco. Es un espacio de insinuante belleza debido a su construcción en forma de palacete y a un jardín que lo acompaña. El lugar idóneo para albergar las más de 3.000 obras de arte que aguarda el edificio, expuestas en cuatro plantas habitadas por Galdiano y su esposa en su tiempo.

Además, este espacio abarca grandes obras de Goya, Zurbarán, Carreño o El Greco, entre otros artistas históricos, así como esculturas, armas, cerámicas, joyas, tejidos o miniaturas, entre otras variedades. Un Museo que mantiene la tradición, la historia y un gran ejemplo de coleccionismo, más que un hobby, una forma de conservar la historia a través obras de arte durante siglos.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD