86th Annual Academy Awards - Show

Oscars 2017: los cinco mejores presentadores de los últimos años

FRAN PATIÑO / Imagen: Gettyimages

Reconozcámoslo, conducir una gala como la de los premios Oscar no debe de ser tarea fácil. Captar la atención de la audiencia, ser anfitrión de grandes estrellas y mantener el ritmo del show durante las casi tres horas que dura es una misión que requiere mucho talento.

En la edición de los Oscar de este año será el conocido presentador Jimmy Kimmel el encargado de capitanear el espectáculo. ¿Estará a la altura? De entrada, cuenta con la simpatía de los espectadores y de las celebrities, que han conectado muy bien con él gracias a su talkshow ‘Jimmy Kimmel Live!’. Pero claro, como en el Dolby Theatre todo se magnifica, habrá que esperar para ver el resultado. Mientras tanto, repasamos los cinco mejores presentadores de los Oscar de los últimos años.

Ellen DeGeneres

Ya hizo historia en 2007 al ser la primera persona declarada abiertamente homosexual que presentaba la gala. Su humor, ingenio y gran conexión con el público hizo que se convirtiese en la anfitriona perfecta para el show. Querida por todos y mundialmente conocida por su exitoso programa ‘Ellen’, la presentadora repitió como maestra de ceremonias en la gala de los premios Oscar de 2014… y rompió todos los esquemas para bien. DeGeneres pidió pizza en directo, que compartió con algunos de los acores presentes y con los que además se hizo su famoso selfie, el más retuiteado de la historia. ¿Qué más se puede pedir? Puro espectáculo.

© Gettyimages

Hugh Jackman

Humor, elegancia y un espectacular número musical hicieron que el actor de ‘X-Men’ fuese uno de esos presentadores que dejan huella en la historia de los Oscar. Jackman cantó, demostró bailando su pasión por los musicales y protagonizó con Anne Hathaway una parodia de ‘El desafío: Frost contra Nixon’. La gala de los premios más famosos de Hollywood de 2009 estuvo llena de música e invitados especiales. El actor realizó con Beyoncé una actuación en la que bailaron y cantaron los principales temas de las mejores bandas sonoras del cine. Hugh Jackman fue, sin duda, el showman que necesitaba la Academia de Cine.

© Gettyimages

Steve Martin 

Muy gracioso, suelto y correcto. Así se mostró Steve Martin en la presentación de la gala de los premios Oscar de 2010 junto a Alec Baldwin, quien también estuvo a la altura. Para Martin esto no era algo nuevo. Ya había conducido las ediciones de 2001 y 2003 demostrando que la vieja escuela de Hollywood también puede presentar con gracia. El resultado del actor como anfitrión del show fue tan bueno, que surgió la idea de juntarlo con Baldwin. La elegancia y el humor inteligente y mordaz de Steve Martin encajaron a la perfección con una gala que debe aguantar la atención del público durante unas cuantas horas.

82nd Annual Academy Awards - Show

© Gettyimages

Whoopi Goldberb

Presentó la gala en 1994, 1996, 1999 y 2002. La puesta en escena de la actriz Whoopi Goldberg en la edición de los premios de finales de los 90 fue su punto fuerte. Supo jugar con el factor sorpresa con sus divertidos cambios de vestuario, a través de los cuales pudimos verla en el escenario vestida como el personaje de la Reina de Corazones. Goldberb contó además con el honor de ser la primera mujer afroamericana en presentar la gala de los Oscar.

88th Annual Academy Awards - Red Carpet

© Gettyimages

Billy Crystal

Ha presentado la gala de los premios Oscar hasta en nueve ocasiones. Fue un pionero en el arte de añadir ritmo a una entrega de premios que en ocasiones resultaba lenta y tediosa. El talentoso actor explotó el uso de números musicales y montajes parodiando a las películas nominadas. En 1992, año en que ‘El silencio de los corderos’ estaba nominada hasta en siete categorías, Crystal apareció vestido de Hannibal Lecter en medio del escenario provocanso risa y sorpresa.

84th Annual Academy Awards - Show

© Gettyimages

Aunque Jimmy Kimmel no cuenta con el tirón internacional que tiene la presentadora de televisión Ellen Degeneres, sus tablas como conductor de un programa de gran audiencia son una garantía de éxito. Habrá que esperar al próximo domingo para conocer si su humor, más convencional y menos ácido que el de DeGeneres, queda algo descafeinado o si por el contrario nos sorprende de alguna otra forma.

 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD