oz_1

¡Oz te necesita!

Bru Romero

Seguramente más de una vez has soñado con desfilar por el camino de baldosas amarillas o has deseado volar en medio de un tornado hacia ese país lejano donde te sientes liberado de toda atadura. Y ¿qué me dices tener el poder de volver a casa con tan solo chinchinear unos chapines de rubíes? Fantasía, ¿verdad?

Pues mucho menos de lo que crees puesto que los mismos zapatos que usó la Garland para corretear de Munchkinland a Ciudad Esmeralda, que no eran realmente de rubíes sino de lentejuelas rojas, siguen a buen recaudo casi 80 años después de su primer uso, en el Museo Smithsonian de Washington. Un lugar que parece no estar del todo aclimatado para mantener en perfecta conservación estos míticos zapatos, uno de los 6 pares que se crearon para los pinreles de la diva americana.

Es por ello que la pinacoteca ha decidido emprender una campaña en Kickstarter para intentar recaudar (hasta finales de noviembre) 300,000 dólares que no solo consigan crear una zona apta para la exhibición de los mismos, sino restaurarlos de los daños que el tiempo ha causado sobre ellos. Y es que proyectos como este no vienen cubiertos por los presupuestos federales.

¿Ayudamos entonces? “Se está mejor en casa que en ningún sitio” decía Dorita en la película y ahora más que nunca, necesitan de tu ayuda para despertar de este mal sueño. #KeepthemRuby, again.

 

oz_2

 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD