Yall_foto6_Aston_Husumu

Yall: “La gracia de este proyecto es que lo mismo podemos hacer una camisa que un tema musical”

FRAN PATIÑO

Les has escuchado en la radio, les has bailado en tu club favorito y se han metido en tu casa a través de los anuncios de la tele… y tú sin enterarte. Se llaman Yall, son de Barcelona y su música ha dado la vuelta al mundo. Desde que lanzasen su tema ‘Hundred miles’, el trío catalán ha triunfado a nivel internacional y también en España, aunque puede que hasta hoy no les pusieras cara. Con su segundo single ‘Together’ sonando en todas partes, es hora de que conozcas a Yall, una formación que une lo visual y lo sonoro.

Vais a estar en Tomorrowland y en Dcode, dos grandes festivales. ¿Cómo os sentís?

Súper guay. Tomorrowland es uno de los sitios soñados por los grupos de electrónica ahora mismo y cuando nos lo dijeron flipamos. Y el Dcode también es un festival muy importante, los escenarios son muy grandes, va mucha gente y será un placer poder estar ahí.

Nos remontamos al origen de vuestro éxito, ‘Hundred miles’. ¿Os pilló por sorpresa? ¿Fue todo muy rápido?

Esto siempre es una sorpresa. Sabíamos que el hecho de hacer una canción con una marca para una campaña de publicidad siempre da alas, pero nunca te imaginas hasta qué punto. Aún hoy en día estamos alucinados de hasta dónde ha llegado y contentísimos de aprovechar esto para mostrar nuestro proyecto.

YALL_Teddy_Iborra (1)

¿Creéis que unirse a las marcas y formar parte de campañas publicitarias es positivo dentro del mundo de la música?

En realidad cualquier canal es positivo para cualquier tipo de proyecto. Lo guay de las marcas es que también son proyectos y muchas también tienen una parte de creatividad interesante. Nosotros también somos un proyecto, así que a nivel de colaboraciones es muy interesante hacerlo con marcas. Siempre intentamos hacer que una colaboración sea una sinergia y no se quede solo en un mero trámite. Con Desigual a nivel musical fue guay.

¿Después de tener un éxito tan arrollador como el vuestro con ‘Hundred miles’, había cierta presión de cara a un segundo single por aquello de estar a la altura?

Sí, pero es muy guay poder tener esa presión. El éxito te abre muchas puertas para poder hacer cosas y llegas a un número muy grande de gente. Eso es lo que queremos, enseñar lo nuestro a todo el mundo. Es verdad que hoy en día, tal y como están las compañías, se miran mucho los resultados, pero estamos muy satisfechos de cómo va nuestro segundo single y de cómo quedó todo el videoclip y la producción musical del tema. ¡Ojalá todo sea tener esta presión!

¿Con el segundo single, ‘Together’, buscabais un sonido similar al del anterior tema o dejasteis que la cosa fluyera?

Siempre fluye un poco. Partió de una melodía que saqué en un tren en Marsella. Empiezas a componer y te vas dando cuenta de hasta dónde puede llegar el tema o por dónde te apetece ir según lo que sientes. No te voy a engañar, queríamos seguir una línea pero también nos queríamos distanciar de lo anterior. Cada single lo trabajamos como un proyecto diferente y esa es la gracia. Todo está dentro de un mismo saco, pero intentamos que cada cosa sea diferente siempre.

Yall_foto4_Aston_Husumu

Suelen etiquetar la música que hacéis como tropical house, ¿os sentís identificados con esta denominación?

Nosotros lo llamamos más ‘club house con palmeras’ (risas). No, nosotros no somos tropical house, pero entendemos que esas dos canciones puedan entrar en ese saco. Luego igual hacemos más bachateras, que va a ser el caso, e intentaremos también hacer algo de rap… Podemos entrar en muchas disciplinas. El 14 de julio salen dos remixes de ‘Together’. Uno es más club y otro remix es de Lino, que es un súper productor danés que nos encanta y es más disco. Son diferentes estilos porque nos gusta tocarlo todo.

¿Con qué artistas os gustaría trabajar?

Muchos, la lista es interminable. Martin Solveig nos gusta bastante y, como cantante, Frank Ocean. Cualquiera de los raperos que últimamente lo están petando nos encantaría.

¿Y con divas del pop? ¿Tenéis prejuicios en colaboraciones del tipo Katy Perry, Taylor Swift, Rihanna…?

Para nada. Es muy interesante. Ahora mismo todo se fusiona. Mira Calvin Harris con Frank Ocean. De ese tipo de colaboraciones es de donde sale algo nuevo. Cuando juntas cosas que no tienen nada que ver y consigues fusionarlas bien es cuando salen cosas especiales. No nos cerramos a nada. La barrera entre el mainstream y el underground no existe y eso nos gusta mucho.

¿Cómo habéis vivido ser más reconocidos a nivel internacional que en vuestro propio país?

La verdad que en cierta manera es guay porque siempre hemos querido que el proyecto fuera internacional y poder llegar a mucha gente. ¡Y no es un problema viajar! (risas). Al final lo importante es que salga, ya sea aquí o a nivel internacional. Lo que nosotros queremos es dar a conocer nuestro proyecto y nuestra música, así que eso ya es un éxito. Lo que sí que es cachondo es que hasta conocidos nuestros cercanos han pensado que alguna de nuestras canciones era de alguna banda inglesa (risas). Pero es guay que lo puedan ver como una cosa que viene de fuera, porque eso muchas veces es sinónimo de calidad por los referentes internacionales que hay. Por otra parte, estamos súper orgullosos de que el proyecto tenga su origen aquí. Nos gusta defender la escena local y estamos contentos de poder llevar un producto así fuera.

Yall_foto1_Aston_Husumu

¿Hacéis música pensando en lo que puede gustar en el mercado o hacéis lo que queréis?

Nos fiamos bastante de nuestro gusto (risas). Al final nos tiene que gustar a nosotros, aunque siempre tienes un poco el ojo puesto en lo que pasa a tu alrededor, en dónde quieres llegar. No haces música clásica para llegar a Tomorrowland, pero todo lo que hacemos es porque nos gusta.

Habéis grabado el videoclip de ‘Together’ en Seúl. ¿Creéis que es importante apostar fuerte por los vídeos musicales?

Es interesante apostar por los vídeos. Al final la mayoría de los jóvenes escucha la música en Youtube. Puede que el videoclip esté cayendo ya en algo muy viciado, pero al final en internet cada vez es más protagonista. Nuestro próximo vídeo está pensado para ser proyectado un poco más allá del formato habitual. Al final cualquier modo de expresión es bueno y el videoclip no deja de ser cine.

Ahora que la industria discográfica ha cambiado tanto, ¿qué papel ocupa internet para los que os dedicáis a la música?

Ahora hay muchos canales, muchas formas de triunfar o de destacar en esto de la música y eso es interesante. Hay gente que, sin estar con un sello, con un canal propio de Youtube, consigue casi tanta visibilidad como si estuviese en una discográfica grande. Están pasando cosas que a nivel de escena son guays porque se están cambiando las reglas. Si se está mezclando el underground con el mainstream es gracias a internet. Hay gente que está subiendo muy rápido gracias a ser descubiertos en las redes. Es verdad que también hay un poco de saturación porque coinciden muchos lanzamientos a la vez, pero abre mucho las puertas. Por ejemplo, nuestros temas se conocen fuera gracias a internet de alguna manera. En definitiva, abre mucho las puertas del mercado y eso es muy positivo.

Habéis superado a artistas como Justin Bieber o Adele en número de escuchas en Spotify. ¿Cómo se lleva esto? ¿Impacta?

Bastante. En Francia nos desbancó Rihanna. Estaban Drake y Sia empujando, pero nos sacó Rihanna al final, muy fuerte (risas). Pero sentirse en esa tesitura es como ‘vale, nunca nos hemos visto en una mejor, osea que…’ (risas).

Yall_foto7_Aston_Husumu

¿Cómo surgió Yall?

Al principio no éramos ni un grupo. Teníamos cosas en común, nos conocíamos de Barcelona, teníamos las ganas de expresar algo de manera libre y nos inventamos un evento en un club de la ciudad. Todo empezó así. Comenzó a crecer la cosa y conocimos a profesionales de diferentes países. Empezamos a viajar, nos convertimos en grupo, íbamos a pinchar a sitios y empezamos a subirnos a escenarios en festivales cada vez más grandes. Y así hasta que petó ‘Hundres miles’ y hasta hoy.

¿Cómo buscáis voces para vuestros proyectos musicales?

En el caso de ‘Hundred miles’ hicimos una búsqueda por Soundcloud. Empiezas a buscar gente que hace covers, envías mensajes, unos te contestan, otros no… Con Gabriela fue un buen match y esta segunda vez con la discográfica nos presentaron a Mandy Díaz y nos gustó. Gracias a internet tiramos la caña a muchos sitios para buscar la voz que mejor se ajusta a cada tema. Ahora también nos tiran la caña a nosotros. Algunas marcas han venido a buscarnos.

¿No os importa seguir colaborando con marcas?

Para nada. Puedes hacer una camisa, puedes hacer un tema, puedes hacer una producción para otra persona, puedes diseñar unas gafas… Esa es la gracia que convierte el proyecto en algo de no solo música. Esa ha sido nuestra idea, que la música sea la excusa para hacer cualquier cosa.

Habéis sacado vuestra propia línea de ropa, ¿cómo surge la idea?

Una vez que pusimos en marcha el proyecto ya empezamos a pensar en todas estas cosas. Desde el primer día tuvimos en mente algo tan amplio como crear una marca de ropa desde un grupo de música. Diseñamos lifestyle. Nos encantan las marcas de ropa… bueno, algunas (risas). Nos gusta la moda como medio de expresión y siempre hemos querido flirtear con ella. Es un canal más y es muy interesante. Música y moda pueden ir unidas. Además, ‘Hundred miles’ fue para una campaña de Desigual. También podríamos hacer música para desfiles.

¿Es muy importante la imagen en un grupo musical?

Para nosotros lo es todo, es la identidad. De hecho, es la razón de la existencia de Yall. Ya no es solo la imagen, sino la identidad del proyecto. Al final Yall, aparte de ser una banda es un proyecto creativo.

¿En qué proyecto estáis trabajando actualmente?

Tenemos el nuevo single a punto de salir del horno. Aún no hay fecha, pero saldrá muy pronto. Va con un videoclip que esperamos que trascienda al formato tradicional. También vamos a empezar con colaboraciones en nuestra línea de ropa.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD