abba_2
PUBLICIDAD

El disco de ABBA que nos quedaremos con las ganas de tener

Bru Romero

Nos encantan los reencuentros. Nos encantan hasta un punto que no podéis imaginaros. Nos gusta cuando se despiertan los rumores de que las Spice Girls volverán (aunque solo vuelvan durante unas horas). Lo gozamos cuando los Backstreet Boys se reúnen porque es lo único que les queda y se van con sus fans de crucero por el Mediterráneo. Aplaudimos que Azúcar Moreno hayan decidido enterrar el hacha de guerra y subirse a la minifalda y al tacón de nuevo y aún recordamos lo mucho que aplaudíamos y saltábamos de alegría con los reencuentros que Isabel Gemio oficiaba en Sorpresa, ¡Sorpresa! Nos encantan recordar tiempos pasados, nos encantan las reuniones de viejos amigos y nos hemos vuelto loco con la última que se ha producido: ¡la de ABBA!

Los integrantes del grupo sueco que puso a nuestros padres al borde del desenfreno festivalero pop a mediados de los 70 (y hasta el 82), han vuelto para reunirse pero no para quedarse. Una gran noticia con regustito amargo que nos ha puesto el caramelo en la boca para después de la primera chupadita, quitárnoslo. Y es que si todos aplaudimos la subida al escenario de Benny, Anni-Frid, Agnetha y Björn e intuíamos que posiblemente nos podrían dar una sorpresa anunciado un nuevo trabajo conjunto o incluso un par de bolos de verano, la reunión simplemente se produjo como celebración de los 50 años de relación musical entre Benny y Björn. Homenaje que no quisieron perderse las integrantes femeninas y que sí nos dejó un momentazo para la historia musical kitsch.

Un sueño hecho realidad en el que no faltaron detalles de cómo se gestó el grupo, antiguas anécdotas, incluso la interpretación de un solo tema (You and I) y la firme declaración pública de que no piensan volver como grupo “para no disolver el recuerdo tan bueno que dejamos en nuestra época de oro”. Palabras que nos dejan un pequeño poso de melancolía y, al menos, una alegría de poder volver a verles en un escenario en musical armonía. ¡VIVA ABBA!

abba_1

PUBLICIDAD

Lo que tienes que esperar de Eurovisión 2016

Daniel Mercado

Barei será nuestra representante en Eurovisión y actuará este sábado en el puesto 19, el mismo que tuvieron Pastora Soler y Ruth Lorenzo en años anteriores.

Este año cumple sesenta ediciones y sí, seguimos tragándonos Eurovisión. Es la excusa perfecta para hacer una noche de reunión con amigos, hacer un pre-copeo y salir de fiesta motivados. Si eres de los que se tiran de las barbas como Conchita Wurst con los resultados, este sábado te queda un resquicio de esperanza porque nos ha tocado cantar en el puesto 19, sí, nuestro número de la suerte. Actuando las decimonovenas, Pastora Soler y Ruth Lorenzo quedaron décimas otros años, una posición que no está nada mal, sobre todo si las comparamos con otros fracasos históricos de nuestro país.

Con motivo del aniversario de las seis décadas del certamen, el Museo ABBA de Estocolmo ha inaugurado una exposición que cuenta con gran parte de los vestuarios que han dejado huella en Eurovisión. Además, los eurofans podrán escuchar y cantar sus temas favoritos en el escenario y jugar a juegos en los que tendrán que demostrar sus conocimientos eurovisivos.

Y es que parece últimamente que nos hemos tomado a este multitudinario evento muy en serio aunque no siempre haya sido así. El festival ha sido utilizado la mayoría de las veces por cantantes que querían ganar visibilidad y popularidad, pero también por cómicos. ¿Recordáis a Rodolfo Chiquilcuatre? Por si no lo sabéis, el Chiqui-Chiqui quedó en una posición 16º, muy por encima del 24º de Soraya y el 21º de Edurne el año pasado. ¡Uno, el breakingdance. Dos, el crusaito!

Mientras se acerca el momento y el espíritu más festivo se inocula en nuestro body, te dejamos aquí la canción de Barei que nos representará este año. Échale un ojo y apréndetela bien, tienes que intentar cantarla con letra y no balbucearla independientemente del número de consumiciones que lleves en el cuerpo este sábado. 12 points ¿o no?