academyawards_1
PUBLICIDAD

La La Land se convierte en la favorita para los Oscars 2017

Bru Romero (@gorgeousbru)

No cabía ninguna duda, dadas las quinielas de los Golden Globes, de que la noche de los Oscar sería musical por encima de cualquier otro género. Las nominaciones a los premios de la Academia de Hollywood no se han hecho esperar y, sin duda, la clara vencedora es ya la cinta de Damien Chazelle que se sitúa como tercera película más nominada de los premios de cine americanos por detrás de Eva al desnudo (1950) y Titanic (1997), también con 14 candidaturas.

Siguiéndole los pasos, en la ceremonia, parten como favoritas Moonlight (Barry Jenkins) y La Llegada (Dennis Villeneuve) con 8 nominaciones; Lion (Garth Davis), Manchester frente al mar (Kenneth Lonergan) y Hasta el último hombre (Mel Gibson) con 6 candidaturas. Películas, todas ellas preparadas para recibir el reconocimiento como mejor película y entre las que también encontramos las cintas Fences y Figuras ocultas, dirigidas por Denzel Washington y Thedore Melfi, respectivamente. En el apartado a mejor director, optan todos los antes mencionados menos estos dos últimos y Garth Davis.

Como no podía ser de otro modo, Ryan Gosling (que ya fue nominado en 2006 a mejor actor por la película Half Nelson) parte como claro favorito en una noche para la que Viggo Mortensen (Captain Fantastic), Casey Affleck (Manchester frente al mar), Denzel Washington (Fences) y Andrew Garfield (Hasta el último hombre) también tendrán preparado su discurso como mejor actor. Del mismo modo, Mahershala Ali (Moonlight), Jeff Bridges (Comanchería), Michael Shannon (Animales nocturnos), Lucas Hedges (Manchester frente al mar) y Dev Patel (Lion) compiten para alzarse como mejor actor secundario.

Nervios que también veremos entre las féminas donde las quinielas ya se reparten entre Emma Stone e Isabelle Huppert por La La Land y Elle, así como Ruth Negga (Loving), Natalie Portman (Jackie) y una nueva en estas lides, Meryl Streep (Florence Foster Jenkins) como candidatas a mejor actriz de 2016. En cuanto a las secundarias, Viola Davis (Fences), Naomie Harris (Moonlight), Michelle Williams (Manchester frente al mar), Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Nicole Kidman (Lion) intentarán mantener la calma en el patio de butacas pese a que sus premios sean casi los primeros en entregarse.

Quinielas que resolverán sus incógnitas en la madrugada del 26 de febrero, una gala presentada por Jimmy Kimmel y que ya se saborea en el más puro technicolor danzarín. ¿Quiénes serán los elegidos? ¡Comienza la cuenta atrás!

 

academyawards_0

PUBLICIDAD

And the Oscar goes to…

Bru Romero

¡Caballeros y caballeretes, la noche ha llegado! Queda poco tiempo para que sepamos qué actores se van con el tío Oscar debajo del brazo y quién se queda en el patio de butacas recogiendo su discurso escrito sobre una servilleta. Pero lo que sí tenemos claro es que los premios de Hollywood vuelven otro año más cargados de tensiones raciales y con la pregunta de si Leo DiCaprio subirá al escenario a recoger su tan perseguida estatuilla (¡esperemos que no!)

Una noche 100% yankee en la que esperamos todas nuestras quinielas se cumplan, los números musicales y speech de Chris Rock, el presentador, sean tan desternillantes como lo fueron en su día los de Ellen Degeneres y en ningún caso nos ataque Morfeo, por lo aburrida y tediosa que no queremos se convierta la gala.

Pero como sabemos lo mucho que te gustan las alfombras rojas y visto que ya no te da tiempo a cogerte un vuelo a Los Ángeles, seremos la voz e imágenes que necesitas para que pese a no estar codeándote con Michael Fassbender o haciéndote snapchat durante la gala con Christian Bale, puedas sentirte en front row y sin perderte ni un detalle. ¿Nos aceptas como animal de compañía cinéfilo? ¡No nos pierdas la pista, la noche no ha hecho más que empezar! ¿Quién dijo sueño?

¡Comenzamos con la galería! ¡Comenzamos con nuestro particular convoy de tipos elegantes!

PUBLICIDAD

¿Es el Black Power el nuevo lobby en la sombra en Hollywood?

Bru Romero

La última vez que la gala de los premios Oscar fue realmente racial fue en 2005. Una noche en la que Jamie Foxx y Morgan Freeman se hacían con los galardones en las categorías masculinas y el cómico Chris Rock dejaba el listón muy alto como anfitrión del show. Desde entonces ha llovido mucho y lo que hace 11 años auguraba nuevos aires en la academia americana, parece truncarse con los #whiteOscars que se han marcado este año.

Que la próxima fiesta del cine americano cuente con un par de nominaciones a artistas de raza negra, el presentador sea Rock y la presidenta del cotarro, Cheryl Boone Isaacs, también sea de tez oscura no son intentos suficientes para hacer olvidar que el jurado de los premios lo conforman un 93% de miembros blancos, de los cuales el 77% son hombres. Unas cifras que nada gusta al lobby negro que, para qué negarlo, nunca se ha visto identificado con la gala.

La falta de diversidad de este año, donde películas como Birth of Nation (Nate Parker), Miles Ahead (Don Cheadle) o Creed (Ryan Coogler) se consolidan como películas altamente recomendadas, tiñe una gala en la que las bajas afroamericanas se van sucediendo y las críticas a favor y en contra siguen alimentando al monstruo. Momento en el que se empieza a cuestionar si a la hora de elegir a los nominados también se juzga el color de su piel o es solo una mera estrategia de marketing para que las tensiones sociales sumen un mayor share en la ceremonia que tendrá lugar la madrugada del próximo domingo.

Instantes previos en los que echamos mirada atrás a la historia de unos premios, en los que los actores negros solo han logrado 14 galardones (hombres y mujeres) y que de los 20 hombres de raza negra nominados a mejor actor, 13 han hecho papeles en los que han acabado siendo arrestados y 15 eran violentos. ¿Solo los ex convictos y hombres rozando la pobreza más extrema pueden lograr alzarse con el Oscar en el Dolby Theater?

Mientras tanto, y tratando de capear un poco los ánimos y las voces que quieren llevar al boicot a la 88º edición de los premios, la presidenta de la Academia anuncia cambios en los reglamentos. De esta manera, cada nuevo miembro pertenecerá al grupo por 10 años y mantendrá su derecho a voto si sigue activo en este período. De lo contrario, dejará de votar para convertirse en miembro emérito. Los miembros obtendrán su derecho vitalicio al voto si superan los 30 años de pertenencia al grupo o si son nominados o ganadores de un Oscar. Medidas previas y metidas con calzador que seguramente no aplaque el desconcierto pero sí nos haga recordar a actores como Richard Pryor, Eddie Murphy, Gregory Hines, Samuel L. Jackson, Danny Glover y otros tantos que no tienen al hombrecillo dorado en casa pero que gozarán del calor del público, más allá de lo que dura una gala.

¿Quieres conocer a algunos de los Oscar negros más conocidos?