Muscular Build Vitality Healthy Lifestyle  Body Conscious One Man Only Man Male Power  Rear View  Semi Naked Standing Strength Strong Thigh Underwear Unrecognizable Person Black Background Color Image Colour Image Masculinity One Person Alone Photography Studio Shot
PUBLICIDAD

Así puedes combatir la flacidez tras adelgazar

FRAN PATIÑO / Imagen: GTRESONLINE

Adelgazar no es tarea fácil. Sin embargo, hay quien coge carrerilla y consigue perder kilos de forma rápida. Estás encantado con tu nueva figura y preparado para comprarte ropa nueva porque la que usabas te queda grande. Tu transformación física te ha pillado desprevenido. Es normal. Cuando pierdes peso de forma acelerada, ni siquiera a tu cuerpo le da tiempo a adaptarse a ese cambio, por lo que notas un efecto como es el de la flacidez de la piel. Los siguientes consejos te ayudarán a recuperar la firmeza que echas en falta.

Hidrátate por dentro y por fuera

El agua es imprescindible para que la piel recupere elasticidad y se ciña al cuerpo. Beber aproximadamente dos litros y medio al día es fundamental para luchar contra la flacidez. Pero no solo debes hidratarte por dentro, también tienes que hacerlo por fuera. Las cremas reafirmantes que puedes encontrar en diferentes marcas son una de las opciones que ayudarán a que la piel deje de estar colgandera y luzca bonita.

Consume los alimentos adecuados

Comer alimentos ricos en vitamina C es una buena manera de que ayudar a que la piel vuelva a tener la elasticidad que había perdido. Las frutas y los vegetales contienen este nutriente y frenan los efectos de los radicales libres en el organismo. Las verduras de hoja verde y los cítricos son grandes aliados a la hora de producir colágeno y elastina que ayudan a tener una piel perfecta. Los frutos secos y las legumbres también contribuyen a eliminar la flacidez cutánea. Y como no podía ser de otra forma, no podía faltar el pescado. El salmón, rico en ácidos grasos omega-3, hace que tu piel se mantenga flexible.

Ejercicios para tonificar

Dependiendo de en qué parte de tu cuerpo notes que se ha producido una mayor flacidez, tendrás que recurrir a unos ejercicios concretos. A través de ellos, conseguirás tonificar los diferentes grupos musculares, fortaleciendo las zonas de tu anatomía que más lo necesitan. De esta forma, recuperarás la firmeza de tu piel y te verás mucho mejor. Glúteos, abdomen, piernas… Trabájalos de forma específica y lucirán más fuertes.

Tratamientos estéticos

En muchos centros de estética encontrarás tratamientos de lo más variados para combatir la flacidez. La elección de uno u otro dependerá de las recomendaciones que te hagan los expertos y de las opiniones que te den las personas que los hayan probado. El presupuesto que puedas y quieras dedicar al tratamiento estético antiflacidez también será determinante a la hora de decantarte por uno u otro.

PUBLICIDAD

Quemar más calorías de las que tomas, el secreto para adelgazar

JAVIER GONZÁLEZ

Te pones a sudar como un loco en el gimnasio y haces dietas de las que acabas hasta el gorro. Quieres tener un cuerpo escultural como el de esos hombres que protagonizan los anuncios de perfumes, pero el principal obstáculo para conseguirlo es la grasa. ¿Sabes cuál es el proceso para acabar con ella? ¡Te lo contamos!

Lo primero de todo es tener claro que calorías y grasas no son lo mismo. Las primeras proceden de los alimentos que comemos (hidratos de carbono, proteínas e incluso grasas). Son las que proporcionan energía al cuerpo para darlo todo a lo largo del día.

Cuando el organismo no realiza la suficiente actividad física para quemarlas todas, las calorías que sobran se almacenan en forma de grasa… ¡y eso sí que es complicado de quemar!

Cuando las calorías que quemas son más de las que has ingerido, la grasa va desapareciendo porque tu organismo tira de ella como combustible. Es por esto que llevar una dieta equilibrada y realizar actividad física con la que se consuman más calorías de las que se han ingerido es fundamental para perder peso y conseguir ese six-pack tan deseado.

PUBLICIDAD

¿De verdad el picante adelgaza?

FRAN PATIÑO

Ya lo decían las Spice Girls con aquello de “spice up your life”. Nosotros siempre supimos que ellas eran unas chicas sabias que nos inspiraban muchísimo a través de las letras de sus canciones, pero claro, en realidad nunca imaginamos lo que el picante podía hacer por nosotros. Si pensabas que era un falso mito eso de que la guindilla, la pimienta y similares ayudaban a adelgazar, te equivocabas.

La capsaicina, un componente que se encuentra en los alimentos picantes, es la responsable de que estos tengan en el cuerpo un efecto quemador de grasas natural. Por un lado, la capsaicina lo que hace es estimular la parte del cerebro que regula la temperatura del cuerpo. Al comer picante, se empieza a sudar al ponerse en marcha un mecanismo que acaba con algunas células grasas.

Además, de subir la temperatura del cuerpo y quemar grasa, el picante contiene mucha vitamina C, algo que significa que aumentan los antioxidantes. La capsaicina se puede encontrar en el pimiento picante y sus variedades, como son la guindilla, el pimentón, la pimienta, el chile o la cayena.

Un poquito de picante en los platos hace las comidas más atractivas, sobre todo cuando se trata de menús de dieta. Además de su poder adelgazante, la capsaicina tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias y ayuda también a la hora de aliviar, por ejemplo, enfermedades como la psoriasis o la artritis.

PUBLICIDAD

Trucos para que la comida que engorda no te engorde tanto

FRAN PATIÑO

Pizza, macarrones con tomate y queso o helado de chocolate. ¿Qué tienen en común estas comidas? Que engordan y lo sabes. Sin embargo, de vez en cuando uno necesita darse un capricho, así que no te cortes. Lo qué sí que puedes hacer es que los productos con muchas calorías o grasa te engorden un poco menos. Te contamos algunos trucos para que saltarte la dieta no sea para tanto.

Destierra la freidora

Freír la comida es una forma de añadirle grasa de forma innecesaria. Puedes cocinar esos nuggets que tanto te gustan en el horno o hacer ese delicioso huevo a la plancha en lugar de frito. Así podrás darte un capricho de vez en cuando sin que este cause estragos en tu dieta. Utilizar la cazuela, el microondas y el horno para cocinar puede hacer que lo que comes te engorde mucho menos. Y vale, aceptamos sartén, pero utilízala con solo un chorrito de aceite.

Los caprichos, mejor por la mañana

Si te vas a comer algo poco dietético, es mejor que lo hagas en el desayuno, en el almuerzo o en la comida del mediodía. Son buenos momentos para zamparte esos carbohidratos que te vuelven loco o ese helado de chocolate que tienes en el congelador esperando. El motivo de elegir estas franjas horarias es que tendrás la oportunidad de quemar esos excesos durante el día. Por la noche no es recomendable que te pases de la raya con lo que comes, ya que tu metabolismo no trabaja igual y acumularás grasa.

Hazla picantona

Si eres tú el que cocina, aprovecha para hacer que tu creación pique. Puedes usar pimienta, cayena, guindilla o pimentón picante en tus recetas. Hacer que tus platos -incluso los más grasientos- piquen tiene una gran ventaja: acelera tu metabolismo. Esto hará que tu cuerpo queme más grasa, algo que te va a venir muy bien para que lo que te acabas de comer no te engorde tanto. Además, el picante hará que bebas más agua. Si la bebes bien fría, tu metabolismo también trabajará más rápido, ya que tendrá que regular la temperatura. Por otra parte, el efecto diurético del agua hará que estés menos hinchado y te ayudará a eliminar toxinas.

PUBLICIDAD

Jengibre y limón, el secreto para quemar grasa

FRAN PATIÑO

Hay alimentos que tienes por casa y que simplemente utilizas para condimentar algunas de tus recetas de cocina. Lo que no imaginas es que pueden ser estos los ingredientes que potencien los efectos de una dieta sana y equilibrada a la hora de perder peso. El jengibre y el limón, por sus propiedades, se van a convertir en dos grandes aliados que no van a poder faltar en tu nevera. ¡Te contamos por qué!

El limón es el mejor aliño para tus comidas. Carnes, pescados, mariscos… Todo te sabe mucho mejor con unas gotitas de este cítrico amarillo. Pero, ¿sabías que el limón ayuda a combatir la hinchazón? La vitamina C que contiene y su poder antioxidante hacen que elimines esas impurezas que dificultan que pierdas los kilos que te sobran y te ayuda a eliminar calorías.

Por su parte, el jengibre es un termogénico natural que te hace quemar grasa más rápidamente. Interesante, ¿verdad? Muchas famosas lo utilizan para luchas contra la celulitis, ya que tiene efecto anti-inflamatorio. Además de ser un gran enemigo de la grasa corporal, el limón ayuda a que tu piel tenga un mejor aspecto dado que su contenido en vitamina C favorece la formación de colágeno.

La mejor forma de tomar jengibre y limón en verano es prepararte una infusión con ambos ingredientes. Para combatir el calor, puedes añadir hielo. No solo estarás hidratado, sino que también te refrescarás al mismo tiempo que la bebida te ayuda a adelgazar. Recuerda que es importante llevar una dieta equilibrada y beber dos litros y medio de agua todos los días.

PUBLICIDAD

¿Se puede adelgazar durmiendo?

FRAN PATIÑO / Imagen: GTRESONLINE

El sueño es muy importante para que cuerpo y mente funcionen correctamente. No dormir las horas suficiente es algo que, aunque resulte curioso, puede hacer engordar. El aumento de peso cuando no se ha descansado bien se produce por la hormona del estrés, llamada cortisol, que aumenta al no haber dormido lo suficiente. Ella es la culpable de que la grasa se acumule donde más cuesta quitarla. La grelina es la otra hormona a la que también hay que señalar, ya que es la que produce el hambre y que acapara todo el protagonismo al día siguiente de no haber dormido bien.

Dormir entre siete y ocho horas diarias todas las noches no solo puede evitar el aumento de peso, sino que también puede ayudar a adelgazar. ¡Adelgaza así mientras duermes!

Levanta pesas por la tarde

No solo de cardio vive el hombre. Además de correr, levantar pesas es una actividad muy importante no solo para ganar masa muscular sino también para acelerar el metabolismo. El entrenamiento de fuerza puede hacer que el cuerpo esté trabajando para quemar grasas durante las siguientes 16 horas después de la actividad. ¡Mientras duermes tu metabolismo estará trabajando para que no aparezcan los temidos michelines!

Pimienta en la cena

Añadir a tus platos pimienta hace que tu metabolismo trabaje mucho más rápido y eso hará que aumente la quema de grasas y el gasto calórico. Además, la pimienta estimula la secreción de jugos gástricos, de forma que los procesos digestivos son más rápidos y, por tanto, se va al baño con más facilidad.

Cena alimentos con triptófano

El pollo y el pavo son alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que ayudará a estar más relajado y, por tanto, dormir mejor. Los cereales integrales, las legumbres, el salmón, la piña, el plátano, la alcachofa, el atún, los productos lácteos, las nueces y el chocolate son alimentos que ayudarán a un mejor descanso y, por tanto, evitarán las consecuencias que tiene sobre la dieta el dormir poco.

Tómate un té rooibos antes de acostarte

El mejor momento para tomarse un té rooibos puede ser después de la cena. Y es que, uno de los efectos de esta infusión es que puede ayudar a dormir mejor gracias a su efecto relajante. Su contenido en magnesio es lo que lo hace posible. Pero además, el té rooibos es un gran aliado a la hora de hacer adelgazar durante el sueño. Acelera el metabolismo digestivo y celular gracias a sus propiedades antioxidantes. Además, al ser diurético, el rooibos repercute directamente en la menor retención de líquidos. Su sabor es dulce, por lo que resulta muy agradable tomarlo.

Duerme fresquito

Cuanto más frío esté el ambiente más rápidamente bajarás de peso. El cuerpo se pondrá a trabajar para calentarte y eso lo hará quemando grasa. Mientras duermes, esa puesta en marcha del metabolismo irá acabando con todo eso que te sobra en la barriga y la cintura.

PUBLICIDAD

Frutas que engordan más que las demás

FRAN PATIÑO

Son muy sanas y suponen una gran fuente de vitaminas y minerales para el organismo, sin embargo hay unas frutas que engordan más que otras. Ahora que nos hemos propuestos pasarnos a la alimentación sana y dejar de lado los snacks fritos de bolsa, queremos hacerlo bien del todo y comer las frutas que mejor nos vengan para nuestra dieta. Partiendo de que todas ellas son buenas, vamos a repasar cinco de las que más engordan por tener más calorías, hidratos de carbono o azúcares. Las frutas son tus amigas, ya lo sabes, pero a estas míralas con respeto si no realizas mucha actividad física.