cotton-crop-265312_960_720
PUBLICIDAD

Gap se ha propuesto utilizar solo algodón sostenible

FRAN PATIÑO

Cada vez son más las firmas de moda que apuestan por la sostenibilidad a la hora de elaborar sus productos. Si primero fueron H&M e Inditex, ahora es Gap la que no quiere despistarse a la hora de mirar por el medio ambiente.

Ser el número tres del mundo en distribución de moda en cuanto a cifra de negocio es suficiente motivo para adoptar una responsabilidad con el entorno. Así, la marca estadounidense Gap se ha propuesto que el 100% de algodón que utilice para sus prendas sea procedente de fuentes sostenibles. Otro de los objetivos del grupo es que el 80% de los materiales técnicos utilizados para Athleta no perjudique el medio ambiente.

La compañía ha asegurado que ya se ha puesto en marcha junto a sus proveedores para conseguir las metas de sostenibilidad anunciadas. Para el primero de sus propósitos Gap se ha puesto como límite el año 2021, mientras que el de Athleta espera conseguirlo en 2020.

PUBLICIDAD

Gap lanza su probador virtual basado en la realidad aumentada

FRAN PATIÑO

La firma de moda estadounidense Gap ha puesto en marcha una nueva aplicación que servirá a los usuarios de probador virtual. A través de esta app, que usa la realidad aumentada, se podrá crear un avatar con las medidas reales del cliente para que este encuentre y se pruebe virtualmente la ropa de su talla.

“La disrupción en retail se está dando porque el paisaje tecnológico está evolucionando y los consumidores también. La industria no ha hecho un gran trabajo a la hora de hacer partícipes a los consumidores de dicha disrupción”, ha señalado a WWD el vicepresidente de estrategia global de Gap, Gil Krakowsky. La nueva app supone un paso adelante por parte de la compañía en su misión por hacer aún más fácil la compra online. La aplicación, que puede utilizarse en smartphones, utiliza la tecnología de Google.

Los primeros en probar la nueva experiencia de Gap y ponerse sus prendas virtuamente fueron los propios empleados de la firma. La iniciativa se llevó a cabo mediante escáneres de cuerpo entero que trasladaban las medidas exactas. Según el propio Krakowsky, esta experiencia no resultó exitosa ya que los empleados no se sentían cómodos al tener que mostrarse desnudos.

Con la nueva aplicación ‘Dressing Room’ de Gap los usuarios seleccionan su prenda favorita de la marca y, después, eligen entre cinco tipos de cuerpos para probarse virtualmente la ropa. Finalmente, la aplicación redirecciona al usuario a su página de venta online.