ESPACIO GLASS_ÁNGEL LEÓN HOTEL URBAN (1)
PUBLICIDAD

El Glass del Hotel Urban lanza la propuesta gastro de Ángel León

J. GONZÁLEZ

Ángel León ha inaugurado su primer proyecto gastronómico en Madrid. El Glass del Hotel Urban será el escenario en el que se podrá disfrutar de los sabores del mar y los bocados más famosos de Aponiente.

ÁNGEL-LEÓN_GLASS-2

El chef, que siempre ha innovado en sus creaciones a través de ingredientes marinos, propone una cocina informal a través de una carta pensada para compartir. León ha reconocido que hacía años que deseaba estar en Madrid, un sueño que ahora cumple con esta nueva etapa. “Vengo con humildad, a traer un poco de Aponiente en un ambiente desenfadado y alegre”, ha explicado.

“El alma, la verdad y la pureza de nuestro trabajo están en el Puerto de Santa María y nos hacía ilusión acercar esa filosofía al Glass del Urban. Proponemos una idea diferente: queremos ser un bar, no queremos ser otra cosa. Un concepto entre Aponiente y La Taberna con una cocina para que la gente coma rico”, ha añadido el chef.

Esta nueva aventura supone para Ángel León continuar con el vínculo creado con el Glass Bar a principios de su carrera. Para él supuso un espacio de referencia en sus comienzos, siendo el lugar donde se reunía cuando viajaba a Madrid por temas de trabajo. Es por esto que el chef siente una especial unión con el proyecto.

GLASS_ÁNGEL-LEÓN_BOCATA-DE-CALAMARES

El mar como inspiración inunda la carta del Glass

Algunas de las propuestas más reconocibles de la cocina que Ángel León hace en el Puerto de Santa María están presentes en el Glass del Urban. En total, son diez los entrantes y tres los platos principales inspirados en su cocina andaluza, pero donde no faltan algunas referencias gastronómicas a Madrid.

La carta se divide en tres partes. Entre los entrantes encontramos Bocata de calamares, Sardina ahumada, Ajoverde de plancton, Cremoso de jalapeño, A qué sabe el océano, Royal de erizo o Embutido del mar. Los primeros platos presentan entre su oferta Arroz meloso de plancton, Sello de Aponiente, La Chuleta de atún y el Steak tartar de atún. No faltan los postres: Melón con vermut, Leche con galletas o Chocolate con semillas.

Los amantes del vino tienen su paladar cubierto con la variedad de Jerez: Manzanilla, FIno, Amontillado, Oloroso o Palo Cortado. No faltan los cócteles elaborados con vinos, que mantienen sus características propias en aromas y sabores. Se pueden tomar tanto en las mesas como en la barra de acceso.

PUBLICIDAD

Ahora la literatura también se come

L'OFFICIEL HOMMES

¿Pueden gastronomía y literatura ir unidas? Ático 11 lo tiene claro: sí, pueden. Durante el mes de septiembre la terraza presenta tres jornadas gastronómicas con tapas inspiradas en la literatura madrileña. ¿Comida y libros? ¡Eso sí que es ir de Madrid al cielo!

La historia de Iberostar Las Letras Gran Vía siempre ha estado ligada a literatura. Son muchos los escritores que se han sentado en su biblioteca buscando inspiración para escribir sus obras. Hoy sus citas recorren las paredes del hotel. Este mes de septiembre, el reconocido hotel presenta ‘¡De Madrid al cielo!’ en su terraza Ático 11, un proyecto que fusiona su tradición literaria con lo mejor de su gastronomía.

Serán tres las jornadas gastronómicas a través de las cuales ‘¡De Madrid al cielo!’ ofrecerá semanalmente una tapa gourmet inspirada en escritores clásicos de la literatura madrileña como Jacinto Benavente, Gloria Fuertes o Miguel de Cervantes. La tapa podrá degustarse en exclusiva durante esa semana con una oferta especial que también incluye bebida. ¡Es el momento de aprovechar las últimas tardes de verano en Madrid!

PUBLICIDAD

¿Quieres conocer gente comiendo estas vacaciones?

FRAN PATIÑO

Cada vez que vas a un restaurante, comes o cenas con un montón de desconocidos. Claro que ellos están a tu alrededor y no sentados contigo en tu misma mesa. Pero, ¿te imaginas que degustaseis juntos el menú? Deja de imaginar y estate muy atento porque llega el mealsurfing, una práctica que hace que la gastronomía local de cada lugar se pueda disfrutar en casa de auténticos desconocidos de la ciudad o pueblo que estemos visitando.

Llegado de EEUU, donde surgió alrededor de 2012, el mealsurfing o lo que es lo mismo, comer comida casera en casa de gente que no conocemos, hace poco que se ha convertido en una tendencia que cada vez coge más fuerza en nuestro país. El nombre de esta tendencia está inspirado en el coachsurfing, apelativo que se le da a la actividad de recibir viajeros en casa sin cobrarles.

En España, plataformas como EatWith o Mealsharing permiten buscar anfitriones y menús en todo el mundo, así como ser tú el que haga de maestro de ceremonias y chef en tu propia casa. No se trata solo de comer, sino de conocer un estilo de vida concreto y las costumbres de un lugar concreto. En definitiva, el mealsurfing es ideal para los que quieren viajar y sentirse como un local.

El hecho de poder conocer gente y hacer amigos es el punto fuerte de meter a turistas desconocidos a comer en tu casa o viceversa. Y es que el idioma no es una barrera cuando hay comida de por medio… ¡la gastronomía es un lenguaje universal en sí misma! En una misma mesa pueden juntarse personas de distintos países ya que el anfitrión organiza la comida con las solicitudes que le van llegando a su oferta en la plataforma. Menú, precio y número de comensales aparecen indicados para que no haya sorpresas no deseadas por ninguna de las dos partes.

Parece que el mealsurfing ha llegado para quedarse, como ya hace años que lo hizo la actividad de compartir casa de la mano de Airbnb y otras plataformas. Está claro que la generación millennial está formada por personas abiertas a nuevas experiencias que lo mismo comparten coche, casa o incluso una cena con desconocidos. Uy, qué tarde es. Abre la mesa y extiende el mantel. Tus anfitriones están al llegar.

PUBLICIDAD

El chef Ángel León crea un helado marino sostenible

REDACCIÓN

Sí, es posible cuidar del planeta desde las cocinas y son iniciativas como la de Ángel León las que dan prueba de ello. El chef con dos estrellas Michelín ha creado un helado marino sostenible para la campaña ‘Toma nota, recicla vidrio’ que Ecovidrio dirige a la hostelería.

El helado sostenible de Ángel León está elaborado con sorbete de manzana verde, agua de mar, crudités de verdura, un toque de plancton y matices de salicornia, un espárrago de mar autóctono de las marismas salineras. Esta original y refrescante propuesta gastronómica estará incluida en la carta del restaurante gaditano Aponiente durante todo el verano.

ECOVIDRIO'TOMANOTARECICLAVIDRIO'_IMG003

Angel León ha destacado sobre su helado que la manzana aporta unos matices naturales dulces sin azúcar añadido y el agua de mar enfatiza esos sabores“. Además, el chef también ha querido señalar la importancia del resto de los ingredientes del original postre: la salicornia es una planta de las salinas que tenemos en Aponiente, muy poco utilizada en cocina aunque en nuestro caso la incorporemos en numerosas elaboraciones , los crudités de verdura permiten una nueva textura para el postre y el plancton es nuestra seña de identidad”.

El objetivo de la campaña es fomentar el reciclaje de vidrio así como la protección de las costas y de los recursos naturales. Y es que el verano es un periodo clave en el que se recicla un un 30% del total de los envases de vidrio que se recuperan cada año. La participación de la hostelería en el reciclado de vidrio es clave ya que genera, aproximadamente, el 50% de los envases de vidrio reciclables.

PUBLICIDAD

“A buenas horas… ¡Mangas verdes!”

FRAN PATIÑO

Mangas Verdes, así se llama el nuevo verdejo 100% que tiene su origen a 750 metros de altura, entre los ríos Duero y Adaja, en el centro de Castilla y León. Allí se encuentra el fruto con el que se elabora un vino caracterizado por su frescura y equilibrio.

El popular dicho que inspira su nombre avanza los matices de color que recorren el cuello de su botella tras ser descorchada. La uva que lo hace posible es la absoluta protagonista, homenajeando a la tierra de la que procede, rica en viñedos pero también en refranes.

El color de este vino, amarillo pajizo pálido con tonos verdosos en los ribetes resulta sorprendente. Limpio, cristalino, brillante y con buena lágrima glicérica al agitar las copas. Al olerlo resulta potente en la nariz, con intensidad media-alta y buena persistencia de aroma con notas de frutas cítricas, de manzana verde y tropicales. También se aprecian ligeras notas de hierba fresca. En cuanto al gusto, Mangas Verdes resulta muy fresco en boca, con acidez equilibrada y un final largo en el que aparecen los sabores a anises y frutas tropicales característicos del verdejo.

Mangas Verdes es idóneo para ser disfrutado en cualquier lugar, en cualquier momento y acompañado de amigos, pareja o familia. Su inconfundible aroma y original sabor hacen que beberlo resulte una experiencia inolvidable.

PUBLICIDAD

Una cerveza hecha para beberla a 10.000 metros de altura

FRAN PATIÑO

Beberse una cerveza artesanal a 10.000 metros de altura ya es posible. La aerolínea Cathay Pacific ha introducido la cerveza Betsy en todos sus vuelos a Hong Kong desde Madrid. Se trata de un producto elaborado especialmente para consumir a 35.000 pies.

Al viajar en avión, la altitud tiene un efecto sobre las papilas de los pasajeros que hace que la capacidad gustativa disminuya casi en un 30%. Para combatir estos efectos, la cerveza Betsy está hecha con un incremento del 10% en la carbonatación para estimular los receptores de sabor en la lengua durante el vuelo. De esta forma, la cerveza resulta menos amarga de lo normal pero igual de sabrosa.

20170221_01_LR

Producida en colaboración con la cervecera Hong Kong Berr Co, la bebida se incluye en el servicio de a bordo de Business y First Class de Cathay Pacific en todos los vuelos que conectan la metrópoli asiática con Europa, Canadá, EEUU, Nueva Zelanda, Japón y próximamente Israel. Las cuatro frecuencias semanales Madrid-Hong Kong ya ofrecen este producto exclusivo totalmente gratis en los servicios de ida y vuelta para los pasajeros de clase Business.

La marca de esta cerveza es un homenaje al primer avión de la compañía, un Douglas DC-3 al que llamaron Betsy y que voló durante la década de los 40. Además de formar parte del servicio de a bordo de Cathay Pacific, la cerveza de altos vuelos se ofrecerá en los más selectos restaurantes y bares de Hong Kong.

PUBLICIDAD

Estos son los planes favoritos de los nativos digitales españoles

FRAN PATIÑO

Reservar y contratar planes de ocio vía online es algo cada vez más normal, sobre todo en un mundo dominado por los nativos digitales. Inmediatez y sencillez priman a la hora de realizar una adquisición dentro de la gran variedad de oferta de ocio y tiempo libre.

Según el ‘Observatorio sobre el consumo de ocio en España’, elaborado por Fever, música, gastronomía y teatro son los planes favoritos de los nativos digitales españoles. Los londinenses, sin embargo, prefieren la adquisición de planes de ocio nocturno y cine, aunque también gastronomía. Por su parte, los neoyorquinos también optan el ocio nocturno, así como por la música y el teatro.

En cuanto a los hábitos, los españoles deciden sus planes y los reservan a través de web y aplicación móvil al acabar su jornada laboral, entre las seis de la tarde y diez de la noche. Los neoyorquinos y londinenses se adelantan a la decisión y compra de sus planes, llevándolas a cabo a las tres y cinco de la tarde respectivamente.

En lo referente a la antelación con la que se compran los planes online, los que más se anticipan son los londinenses, que los contratan cuatro días antes. Los españoles lo hacemos con unos tres días de antelación, mientras que los neoyorquinos son los que más improvisan, comprando su ocio con tan solo dos días de margen.

PUBLICIDAD

Descubre el mealsurfing, la moda de comer con desconocidos

Fran Patiño

Cada vez que vas a un restaurante, comes o cenas con un montón de desconocidos. Claro que ellos están a tu alrededor y no sentados contigo en tu misma mesa. Pero, ¿te imaginas que degustaseis juntos el menú? Deja de imaginar y estate muy atento porque llega el mealsurfing, una práctica que hace que la gastronomía local de cada lugar se pueda disfrutar en casa de auténticos desconocidos de la ciudad o pueblo que estemos visitando.

Llegado de EEUU, donde surgió alrededor de 2012, el mealsurfing o lo que es lo mismo, comer comida casera en casa de gente que no conocemos, hace poco que se ha convertido en una tendencia que cada vez coge más fuerza en nuestro país. El nombre de esta tendencia está inspirado en el coachsurfing, apelativo que se le da a la actividad de recibir viajeros en casa sin cobrarles.

En España, plataformas como EatWith o Mealsharing permiten buscar anfitriones y menús en todo el mundo, así como ser tú el que haga de maestro de ceremonias y chef en tu propia casa. No se trata solo de comer, sino de conocer un estilo de vida concreto y las costumbres de un lugar concreto. En definitiva, el mealsurfing es ideal para los que quieren viajar y sentirse como un local.

table-1956498_1920

El hecho de poder conocer gente y hacer amigos es el punto fuerte de meter a turistas desconocidos a comer en tu casa o viceversa. Y es que el idioma no es una barrera cuando hay comida de por medio… ¡la gastronomía es un lenguaje universal en sí misma! En una misma mesa pueden juntarse personas de distintos países ya que el anfitrión organiza la comida con las solicitudes que le van llegando a su oferta en la plataforma. Menú, precio y número de comensales aparecen indicados para que no haya sorpresas no deseadas por ninguna de las dos partes.

Parece que el mealsurfing ha llegado para quedarse, como ya hace años que lo hizo la actividad de compartir casa de la mano de Airbnb y otras plataformas. Está claro que la generación millennial está formada por personas abiertas a nuevas experiencias que lo mismo comparten coche, casa o incluso una cena con desconocidos. Uy, qué tarde es. Abre la mesa y extiende el mantel. Tus anfitriones están al llegar.

PUBLICIDAD

El mejor cocinero de Estados Unidos cocina en Madrid

Bru Romero

Si comer siempre se ha considerado como uno de los placeres de esta vida, saber que estás disfrutando de los platos de uno de los más grandes cocineros del mundo, es una experiencia irrepetible que solo un grupo muy reducido de elegidos pueden llegar a experimentar.

De la misma manera que Ferrán Adrià es, con todo el permiso de los hermanos Roca, uno de los mejores cocineros de España (por no decir del universo), Grant Achatz  lo es en Estados Unidos. Un rango que se ha ganado a golpe de prueba y error y demasiado talento y que desde los fogones de su restaurante Alinea ha llevado a cabo una cocina molecular, su particular y trasgresor aportación a la historia de la gastronomía.

Una fama ganada a hervor y perfecto punto de cocción que le han llevado a desembarcar en nuestro país gracias al proyecto Alinea Madrid, organizado por el grupo del chef malagueño Dani García, en colaboración con la agencia gastronómica Mateo&Co. y la cadena hotelera NH.

Durante un mes y trayendo consigo a un equipo formado por 47 profesionales de la cocina, Achatz se encargará de ofrecer 80 servicios diarios, de martes a sábados y en horario de cena. Una experiencia para el que ya puedes suponer las reservas rozan el 90% y que han traído hasta Madrid a los más reconocidos críticos gastronómicos europeos y asiáticos.

Una presencia en el reconvertido desayunador VIP del hotel NH Collection Eurobuilding que durante la primera semana compartió colaboración con Dabiz Muñoz, celebrando la aventura gustativa de estar ante un menú de un combo 6 estrellas Michelín, lo nunca visto.

Un restaurante pop up (diseñado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán) que aprovechando las obras que el cocinero de Michigan está realizando en el Alinea original, le ha permitido salir de su república independiente gastronómica con toda su cuadrilla (por vez primera) para crear un menú al más alto nivel culinario, tributo a la cocina española y al producto patrio.

Demostración de que su fama no le viene dada por aquel cáncer de lengua (del que ya está absolutamente recuperado) que durante el 2007 le tuvo apartado, únicamente, de 16 servicios sino de un auténtico artista en la cocina cuyo único interés no es sorprender sino que sus comensales vuelvan a casa satisfechos habiendo formado parte, durante unas horas, de su sueño hecho realidad.

gastronomia_2