topman_1
PUBLICIDAD

Topman confía a Gosha Rubchinskiy su campaña de Navidad

Bru Romero

Hubo un tiempo en el que Marc Jacobs, Alexander McQueen o Galliano fueron denominados los enfant terrible de la moda del momento. El tiempo ha pasado y ya talluditos (en el caso de McQueen, siempre en nuestros corazones) ven como siguen apareciendo nuevos talentos que revolucionan todos los resortes con solo poner sus manos sobre el proyecto que sea. Gosha Rubchinskiy es uno de ellos.

No es la primera vez que os hablamos de él y es que el diseñador y fotógrafo moscovita tiene mucho de prolífico y no menos de creativo. Su interés por la juventud (si es skater mucho mejor) y por el estilo más urbano, callejero e incluso de extrarradio, han hecho de él, marca reconocible de la nueva manera de entender la moda, manteniendo su sofisticación pero a pie de calle.

Ahora es Topman quien le da carta blanca para que haga y deshaga, vista o desvista, a su antojo, poniendo en sus manos la campaña de estas Navidades. Una línea que sorprende por su estética grunge, gusta por su apología de la juventud más hedonista y nos pone las pilas para que nos alistemos al particular ejército Rubchinskiy del que nos es muy complicado apartar la mirada.

PUBLICIDAD

Para Gosha Rubchinskiy aún es verano en su perfume

Bru Romero

Aunque el verano haya acabado y las bajas temperaturas estén a la vuelta de la esquina, el diseñador Gosha Rubchinskiy sigue pensando en el verano como esa temporada donde poder entregarse a la tranquilidad, al sosiego o a ese deporte que nos recargue las pilas. En su caso, el skate.

Juventud y deporte son la inspiración del nuevo perfume del diseñador ruso (junto a la firma Comme des Garçons) al que cede su nombre y gracias al cual ha vuelto a coger cámara en ristre para marcarse un libro de fotografías, inspirado en la fragancia. Una especie de libro de estilo para explicar el universo particular que existe tras las gotas de intenso olor a madera de la esencia presentada.

Una oportunidad de volver a ver a su modelo estrella Louison Savignoni “viviendo” su fin de semana de verano perfecto entre paisajes que a más de uno sonarán (y es que se han fotografiado en España) y con tan solo una tabla de skate como acompañante. ¿Para qué más?

Una edición limitada de 1.000 copias y que al nombre de Perfume Book, seguramente, dejará un rastro en el coleccionista tan profundo, enérgico y juvenil como la mirada seductora del bello Savignoni. Y es que no solo Slimane sabe hablar de adolescencia…

PUBLICIDAD

¿Por qué nos encanta el rollo de Gosha Rubchinskiy?

Bru Romero

Lo bueno de que la moda sea algo cambiante, una tendencia que esté en constante transición, un elemento de nuestras vidas no constante que tan pronto llega como se marcha, es que podemos ir conociendo a diseñadores de muy diversa índole, captar su esencia, hacerla nuestra y seguir encontrando inspiración (temporada tras temporada) con sus propuestas. Algo así nos pasa con el diseñador Gosha Rubchinskiy.

Nacido en Moscú y habiendo combinado sus estudios en moda con los de fotografía, todo apuntaba a que pronto daría el salto a las pasarelas. En 2008, haría realidad su sueño y a partir de entonces toda la idiosincrasia propia de la cultura rusa le acompañaba en el camino.

Colecciones a medio camino entre alta moda y estilo urbano que nos guían a través del universo Rubchinskiy, un mundo iconoclasta, en el que lo clásico, lo escultórico, lo cirílico, lo ochentero pasado por un filtro soviético y el carácter unisex tienen mucho que decir.

Un espíritu que llamó la atención de diseñadores como Rei Kawakubo de Comme Des Garçons o tiendas como Dover Street Market que no solo han colaborado con él sino que le han ofrecido su espacio dentro de sus negocios.

Una nueva generación de tejidos, técnicas, cortes, diseños, combinaciones que a pesar de tirar de pasado (al que no se aferran), mantienen una clara desconexión con él, hasta el punto de crear una falsa ilusión de vuelta a los mismos estereotipos. Prendas que parten de la cabeza del diseñador que solo piensa en jóvenes skaters soviéticos bebiéndose las calles. Chicos que al margen de las modas viven en sintonía con las nuevas tendencias de manera innata, acortando al máximo la largura de sus pantalones y convirtiendo las siluetas atléticas/deportivas de blanca piel, el particular aporte de este gran talento de la costura, al que no entiende todo el mundo pero cuya carrera no ha hecho más arrancar.