plan_0
PUBLICIDAD

¿Hacemos algo este finde?

Bru Romero + Rafa Rosco

Si hay algo que nos puede dar la vida, insuflar toda esa energía que pensábamos perdida, es que hoy es viernes, al fin, y tenemos un par de días de asueto, descanso y ocio. El tiempo parece que nos acompañará y ya se agolpan en nuestra cabeza todos aquellos planes que habíamos aplazado para días mejores y que ahora, sin duda, podemos llevar a la práctica. Porque lo nuestro es compartir y compartir es vivir, te proponemos un par de ideas por si tu cabeza ha llegado tan apelmazada al finde que no te deja ponerla en marcha para programar unas horas que son oro y en las que no quieres dejar de hacer cosas diferentes y de esas que poder compartir con tus colegas en Snapchat.  ¿Comenzamos?

¿Lo tuyo es coger el petate y darte un garbeo territorial? ¡Nos gusta la idea! Te proponemos un viaje express a Cáceres, esa ciudad extremeña, referencia tan repetida en ‘La ruleta de la suerte’ (‘con C de Cáceres’) y de la que poco o nada sabemos. “Entre Lisboa y Madrid fue la guerra”, admitía una de las canciones de Pereza y, aunque sin conflicto bélico alguno, en este punto se encuentra esta desconocida extremeña. Solo 300 kilómetros nos separan de la que el año pasado se coronara como Capital de la Gastronomía y donde descubrimos lugares de ensueño como el Hotel Atrio Relais Chateaux, ubicado en pleno casco histórico cacereño, con una bodega que guarda los mejores vinos de este planeta y dos estrellas Michelín a sus espaldas, por si aún te quedaba alguna duda. Toca cuidarnos y desconectar y qué mejor que este enclave tan tradicional como moderno diseñado por Mansilla + Tuñón Arquitectos, curiosamente los mismos arquitectos encargados del rediseño de la Fundación Helga de Alvear, por la que no tardaremos en pasarnos.

 

plan_3

 

Sin marcharnos aún de Cáceres y exprimiendo las posibilidades que nos ofrece, alimentamos nuestro lado más cultureta en la Fundación Helga de Alvear. Ahora mismo, acoge la exposición ‘Espacios transitorios’ donde el autor francés Jean-Marc Bustamante logra fundir la naturaleza y urbe, lo geométrico y lo orgánico, dando a la fotografía una inmejorable carga artística que no te puedes perder. Una exposición que nos retrotrae a los maravillosos 70 y a los diversos espacios intermedios que este artista nos lleva proponiendo desde que decidiera avanzar más allá de la pintura, escultura o fotografía. Tienes hasta el 14 de febrero de 2017.

plan_2

 

Nutridos de descanso absoluto y cultural y de vuelta ya en Madrid, no podemos por más que dejarnos caer por uno de los restaurantes que desde su apertura nos tiene robados el corazón. Se trata de Navaja, un diminuto y bullicioso restaurante cuyas coordenadas nos llevan hasta la calle Valverde y donde sus propietarios Libia y Álex nos reciben con la mejor de las sonrisas. Un torbellino gastronómico en el que Galicia confraterniza con Perú, estando Malasaña de testiga, ofreciéndonos un viaje atrevido e inolvidable por los sabores más de siempre. Un garito que supera cualquier tipo de expectativa cuando empezamos a degustar sus ricas opciones culinarias con las que alcanzamos un orgasmo de los buenos. No te vayas sin probar las navajas Nikkei, su aguachile de gambón, sus ostras da Pedra o sus buns de presa ibérica y ¡atención!, el de cangrejo (en la foto)…  ¿Existe algo más rico? Lloramos de gusto con tan solo recordarlo en boca. Mucho más que un local de moda que no admite reserva pero que debes anotar el primero en tu lista foodie. Aviso: es adictivo.

C/ Valverde, 42.

Horario: M-J: 19,00h. a 02,00h. y V-D: 13,00h. a 02,30h.

 

plan_2

 

Ponemos el broche final a nuestra selección de planes con una película que deberías ver antes de que te la cuenten. Pedro Almodóvar vuelve a las carteleras con Julieta, un dramón de esos que se deconstruye  según avanza su metraje y que nos tiene enganchados a la trama hasta el final. Una cinta con la que el director manchego cuelga durante un rato su descaro y locuaz frenetismo para adentrarse en las aguas de la obra de Alice Munro y en la que el silencio lo es todo. Un silencio que desgarra y obsesiona y que nos lleva a enrolarnos con Adriana Ugarte, Emma Suárez, Daniel Grao y Rossy de Palma, en una historia que no cierra la cicatriz sino que nos toca muy hondo, hasta el punto de dejarnos sin habla hasta un buen rato después de los títulos de crédito. Un Almodóvar más adulto para un público que pide algo más que movida. ¡Disfrútenla! 

 

plan_1