The_Original_Playboy_Mansion
PUBLICIDAD

La Mansión Playboy en diez datos

JAVIER GONZÁLEZ

Hugh Hefner, el creador de Playboy, no solo fue conocido por ser el creador de todo un imperio, sino también por su curiosa personalidad. Habitaba la Mansión Playboy y su estilo de vida dentro de la casa era de lo más peculiar. Chicas exuberantes, fiestas desenfrenadas y famosos. La Mansión Playboy era conocida por todo esto pero hay otros aspectos que no eran tan populares. Repasamos diez datos curiosos sobre ella.

PUBLICIDAD

Muere el fundador de Playboy, Hugh Hefner

FRAN PATIÑO

La Mansión Playboy se queda con un gran vacío. El fundador de la famosa revista ha muerto a los 91 años esa madrugada en los Ángeles por causas naturales. La noticia del fallecimiento del magnate ha sido confirmada por su empresa, Playboy Entrerprises.

Hefner, nacido en Chicago en 1926, fundó Playboy en 1953. Las portadas de la revista llamaron su atención desde el principio. La primera en aparecer en ellas fue la actriz Marilyn Monroe, pero después vendrían muchos iconos más. Ocho mil dólares le valieron a Hugh Hefner para arrancar lo que se acabaría convirtiendo en un auténtica imperio.

De carácter pícaro, Hefner no se cortaba en reconocer que había dormido con más de 1.000 mujeres en su vida. En los orígenes de su fama, tuvo su propio programa, que hacía desde su casa de Chicago y en el que se le veía rodeado de sus míticas conejitas Playboy, vestido de esmoquin y fumando pipa. Eran otros tiempos. Aunque su actual fortuna se estima que rondaba los 50 millones de dólares, el negocio de Playboy había ido cayendo en ingresos en los últimos años.

portada_marilyn

Mansiones Playboy aparte, tres fueron las veces que Hugh Hefner estuvo casado. Su primer matrimonio duró diez años. Fue con Mildred Williams, con la que estuvo unido desde 1949 hasta 1959. Treinta décadas después sería la conejita del año, Kimberly Conrad, quien se casaría con él. Pero aún hubo otra boda, la más reciente, que tuvo lugar en 2012. Hefner se casó en ese año con la joven modelo Crystal Harris. Él tenía 86 años y ella 26. Y es que el qué dirán fue algo que al empresario nunca le importó.