barbie_1
PUBLICIDAD

Barbie se convierte en la primera mujer en llegar a la Casa Blanca

Bru Romero

¿Qué haría el mundo de las profesiones sin que Barbie las representara? Desde que en 1959, Ruth Handler se encargara de crear la primera de todas, han sido miles y miles las que han venido detrás. Ha sido ama de casa, cabaretera, deportista, Vivien Leigh en Lo que el viento se llevó, hawaiana, tenista, cheerleader, doctora, maestra, cantante, modelo, pediatra, abogada, azafata, se ha preñado y aún le ha quedado tiempo para ser guardabosques y madre.

Aun así, el ciclo se completaría con una Barbie sexadora de pollos, embalsamadora, inspectora de alcantarillas o de estiércol, analista del sudor o masturbadora de reses. Mientras esperamos, los de Mattel han creado a la Barbie presidenta y vicepresidenta que nada tiene que ver con las anteriores pero que también añaden otro trabajo inexplorado a la larga lista de oficios con beneficio.

“Las muñecas de presidenta y vicepresidenta continúan nuestros esfuerzos de exponer a las niñas a carreras en las que las mujeres no están representadas”, explica Lisa McKnight, gerente general y vicepresidente de Barbie para Mattel.

 

 

 

Una nueva edición de la muñeca con la que tantas veces se ha jugado en casa y que se adscribe al proyecto que Mattel ha planteado en colaboración con la organicación She Should Run para fomentar el diálogo en torno a la posición de liderazgo femenino.

Será esto un augurio de lo que está por llegar a la Casa Blanca, el próximo 8 de noviembre. ¡Estaremos al tanto!

 

barbie_2