International Herald Tribune's Luxury Business Conference - Sao Paulo 2011 - Day 1
PUBLICIDAD

Puig reduce un 28% su beneficio por la integración de Jean Paul Gaultier

María G. Aguado

Y pese a ello, sigue creciendo con un aumento de sus ventas y se muestra optimista con sus perspectivas de futuro.

La empresa catalana de perfumería y moda Puig sufrió un descenso en sus beneficios el pasado año 2015. Exactamente fue de un 28% menos, cifra que la empresa atribuye a la incorporación de Jean Paul Gaultier a la empresa. Poniendo cara a los porcentajes, esta incorporación supuso un descenso de 126 millones de euros en beneficios para la empresa.  

Sin embargo, Marc Puig, consejero delegado de la compañía, se muestra optimista y ha afirmado que pese a esos resultados de 2015 mira la evolución de la empresa “con perspectiva”. Concretamente con una perspectiva de crecimiento en los próximos años – confía en que ocurrirá en 2017-, que se traducirá en una rentabilidad más alta.

Tanta es la confianza que la compañía mantiene el objetivo de alcanzar los 2.000 millones de euros de ingresos netos en 2017, lo que supondría un crecimiento del 33% frente al 2014, su mejor año antes del bajón de 2015. Incluso pretende seguir comprando aquellas firmas que encajen con el espíritu de la compañía, como hizo con Carolina Herrera o con las casas de fragancias Penhaligon’s y L’Artisan Parfumeur, dos de las marcas más prestigiosas en la perfumería de lujo.

En definitiva, Puig se encuentra aún haciendo la digestión de su nueva adquisición, pero ya se esperan grandes resultados de cara los próximos meses.

PUBLICIDAD

Puig y L´Oreal quieren oler a Dolce & Gabbana

Bru Romero

Una de las marcas más deseadas por el sector belleza libera su licencia y son muchos las que desean hacerse con ella. Hablamos de la firma italiana Dolce&Gabbana, marca que con líneas de producto como The One, Intenso, Light Blue o Pour Homme se ha convertido en una de las marcas más demandadas por el cliente.

Un caramelo del que se deshace Procter & Gamble, gracias a una cláusula a favor de la italiana, al que no han querido dejar de optar otros dos de los grupos más potentes del sector: L’ Oreal y Puig. Un caso especial que a diferencia de otras licencias de la americana P&B, que han ido a parar a Coty, ha sido la excusa perfecta para que el resto de grupos empresariales muevan ficha (y armamento) para hacerse con la nueva cuenta.

Tercera en el ranking le sigue la japonesa Shiseido que hace escasas semanas perdía de su equipo la cuenta beauty de Jean Paul Gaultier, a favor de Puig.

La disputa parece centrarse entre las dos primeras cuyos últimos ejercicios han cerrado con muy buenas ventas y un incremento en sus cifras de negocio, en relación a años anteriores. Buen momento, por tanto, para añadir a la superventas Dolce&Gabbana en la familia y que tanto para Puig (que prevé un aumento de ventas hasta 2017 del 33%) como para L´Oreal (que ha desarrollado su beneficio en casi un 66% al vender Galderma, incorporada al Nestlé Skin Health S.A, área farmacéutica de la firma suiza) seguramente se convierta en un negocio redondo.

perfume_2