brooklyn_1

Brooklyn Beckham, fotógrafo para Burberry

Bru Romero

La firma de moda británica reemplaza a Mario Testino por Brooklyn Beckham, hijo de David Beckham, para fotografiar la nueva campaña de su perfume Burberry Brit. Fotografías que sin entrar en su calidad (irreprochable, por cierto) han hecho que la comunidad de fotógrafos ponga el grito en el cielo al denunciar que es un claro ejemplo de nepotismo, dada la cercanía que la firma británica tiene con la familia y es que no podemos olvidar que su hermano Romeo ya fue modelo estrella para la casa británica.

“Brooklyn tiene muy buen ojo para la fotografía, Instagram le funciona muy bien como plataforma para darse a conocer y ese estilo joven y fresco que muestra es el que queríamos captar para promocionar el perfume”, explicaba Christopher Bailey, director creativo de Burberry. Una afirmación que parece no contentar a los profesionales de la cámara que ven cómo se deprecia su trabajo al fomentar este tipo de elecciones.

Una campaña para la próxima primavera/verano 2016 que, alejándonos de cualquier juicio de valor, resuelve con gran atino el joven Beckham, que ya ha demostrado en diversas ocasiones su pasión por el mundo audiovisual y no por el modelaje como su hermano, Romeo. Críticas que nos lleva a recordar ejemplos como los de Max Irons (hijo de Jeremy Irons), Emma Roberts (sobrina de Julia Roberts), Sofia Coppola (hija de Francis Ford Coppola), Jaden Smith (hijo de Will Smith) o Stella McCartney (hija de Paul McCartney) que parece están obligados a tener que demostrar más que nadie que su talento no es solo el apellido. Error.

Imágenes que acallando cualquier tipo de snobismo por parte de Burberry, continúan apostando por un público más joven, en relación a anteriores campañas, consumidores que siguen a sus ídolos por Instagram, vibran con sus snapchats de no más de 10 segundos y disfrutan con este mensaje directo y contemporáneo que seguramente gane más atención mediática por entrar, Brooklyn, en el target al que realmente van destinada las gotas del perfume. Nada mal. 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD