givenchy_1

En busca de la dualidad ochentera de Givenchy

Bru Romero (@gorgeousbru)

Cada vez son más las firmas de moda que se decantan por presentar sus campañas en formato vídeo. Una manera más eficaz si se pretende romper el estatismo propio de meras campañas fotográficas que buscan contar una historia en una sola instantánea (o en unas cuantas). ¿Por qué no hacer lo mismo pero en lo que duran no más de 4 anuncios de televisión? Givenchy recoge el guante gustoso.

Celebrando que ya es invierno y podemos hablar de la primavera/verano sin parar, Riccardo Tisci vuelve a recurrir a su tan trabajada dualidad para diseñar su personal manera de ver la próxima temporada. Un juego de opuestos que se atraen y que buscan en el contrario la más pura combinación, la variedad del contraste en su más intenso significado.

Una campaña muy ochentera en la que nos encontramos con los modelos Victor Pierr y Jegor Venned y que filmada por la pareja de fotógrafos Mert Alas & Marcus Piggot con Carine Roitfeld como encargada de los estilismos, plantea todas las inspiraciones más atractivas de Tisci desde que llegara a la firma en mayo de 2008. De esta manera y en un ambiente desértico, que es donde mejor se pueden producir estas dualidades dado el carácter minimalista del entorno, observamos como la espiritualidad, la ambigüedad o el gusto por la costura urbana (y también cultura) se mezclan con esa búsqueda de las geometrías, el romanticismo más gótico y una labor de sastrería de lo más impoluta.

Mujeres y hombres que esconden en su interior el mismo grado de debilidad que fortaleza y que en 90 segundos de imágenes nos dan una idea de cómo seguirá marcando nuestros pasos el talentoso de Mr. Tisci.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD