zapatillas

Diadora cambia la realidad con su colección Heritage

DANIELE GENNAIOLI

Hay un misterio que nos obsesiona, y es saber cuándo cambiamos la palabra jogging por running. En principio, para ser precisos, fue el footing, una palabra introducida en nuestro vocabulario igual que otras como “futbolín” o “baloncesto”.

En los 90 cualquiera que se pusiera un chándal, unas zapatillas y una cinta del pelo -aunque no fuera exactamente el prototipo anglosajón de deportista- nunca iba a correr, salía a hacer footing. Para poner luz sobre el asunto, se podría decir que el running es la versión molona del jogging y por eso necesita sus herramientas, como la nueva Trident 90 Summer Fusion de Diadora.

Esta zapatilla, resultado de la unión entre un print de camuaje, detalles de cuero y elementos sin costuras, pertenece a Heritage, una colección con la que la marca italiana pretende revolucionar las clásicas sneakers de alta gama. Manufactura artesana, inspiración tenis retro, tejidos de punto y estética contemporánea son las claves de una línea que mira a un mundo cambiante, suspendido entre lo onírico y lo tecnológico.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD