carcel_3

De la cárcel a las pasarelas

Daniel Mercado

Parece que entrar en la cárcel fue lo mejor que le podría haber pasado. Jeremy Meeks se hizo viral por ser un recluso más guapo de lo habitual y su fotografía en el registro policial, recorrió las redes como la pólvora. Este boom mediático le ha cambiado la vida y ahora, gozando de su libertad, las grandes marcas se lo rifan como modelo.

El ex preso (no confundir con el café de George Clooney o el típico café italiano) no es precisamente un ejemplo a seguir y pasó diez años de su vida entre tribunales, siendo finalmente encarcelado durante dos años por cometer atracos formando parte de una banda organizada. Una carta de presentación turbia que no parece ser impedimento para marcas, agencias y seguidores y es que a más de una y de uno le gustaría poder ponerle las esposas y dejarlo atado a la cama.

Cuenta ya con 300.000 followers en Instagram y ahora podemos verle en su debut como modelo para la línea de ropa del equipo de la NBA Golden State Warriors, uno de los más importantes del mundo y el equipo elegido por Kevin Durant para seguir su carrera en la cancha. Sin duda, una forma controvertida de alcanzar el éxito. ¿Trayectoria delictiva recompensada u oportunidad de cambio? ¿Por qué no hacen lo mismo con la Pantoja? La polémica está servida.

carcel_2

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD