palomo_spain_1

Los chicos Palomo Spain pasean sobre la hojarasca

Bru Romero (@gorgeousbru)

Un desfile de Yves Saint Laurent ya en las últimas fue el acicate para que Alejandro Gómez Palomo decidiera definitivamente que lo suyo era la moda y que por mucha crítica en contra que recibiera, no iba a cambiar de idea. Críticas que con el paso del tiempo se han convertido en positivas todas ellas, provocando que la carrera de este joven diseñador cordobés al frente de su firma Palomo Spain haya despegado con la misma prestancia que los volantes de sus camisas, trajes y vestidos para hombre.

Ahora y relamiéndose aún del éxito de su colección anterior, podemos ver lo que nos tiene preparado para la primavera/verano que viene. Una suerte de sedas, terciopelos, gasas y demás tejidos con los que nuestra imaginación nos retrotrae a ese excéntrico carácter naíf de las obras de Henri Rousseau. Pintor francés cuya obra Mujer paseando en bosque exótico sirve de referencia inicial para Palomo y su nueva colección de bellos estilismos.

Una sugerente historia contada a través del virtuosismo del diseñador sobre las prendas en las que no se escatima en detalles ni en constantes referencias preciosistas y que de colores vibrantes exudan sexualidad y mucha fantasía.

Piezas que no abandonan el lado más académico de la Alta Costura y con las que ese hombre que no quiere renunciar a vestir como le dé la santa gana, luce como en las novelas de aquellos románticos novelescos cuyo interés siempre fue desdibujar los géneros y de los que Palomo ha recogido con aplomo su testigo. ¿Preparados? 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD