mr. porter

Mr. Porter presenta su nueva colección SS’18

Miriam Vélez

Sencilla, con los toques justos (y muy necesarios) para hacerla especial. Así es y así vivimos la nueva colección de Mr. Porter. Las prendas más esenciales que no deben faltar en todo armario, combinadas con la esencia de la firma, un enfoque que apunta a la mejor década de la historia (en términos fashionistas) y el detalle más actual. No falta, no falla. ¡Bienvenidos a los 60’s!

Vamos a viajar, ya no estamos en Madrid. Hemos volado, hemos cambiado… Y nos hemos reubicado. Los Ángeles, años 60’s y una maravilla por vivir. La mejor época para el mundo de la moda, que tanto nos ha inspirado (y nos inspira, hoy en día también) a la hora de vestir, combinar, diseñar.

Pero más allá de todo ese movimiento en el que, por supuesto, nos quedaríamos a vivir, los años 60’s fueron una inspiración que, aún hoy en día, sigue marcando la estela y el camino más grandes en el mundo de la moda. Tanto es así, que son cientos y cientos las marcas que sientan las bases de sus colecciones en esa década que tanto bueno nos ha dado.

Marcas, como Mr. Porter, que precisamente presenta hoy su nueva colección Spring/Summer 2018. Inspirada en el arte, con figuras como Andy Warhol, Roy Lichtenstein o Dennis Hooper como abanderados de esta colección, ¿cómo no íbamos a hablar de ella? Es más, nos planteamos, ¿cómo no adorarla desde el minuto uno?

Podríamos hasta decir, que es escuchar esta descripción y caer rendidos ante su maravilla. Sí, sin necesidad de ver las prendas que se presentan de cara a la nueva temporada. Pero las hemos visto y, entonces, el eclipse ha sido total. Nos hemos quedado con la única visión de un mundo maravilloso, en la que el estilo ‘sities’ reina, por encima de todo, con looks increíblemente estupendos.

23 prendas ‘ready-to-wear’ en las que podemos encontrar desde una chaqueta de ante, una chaqueta militar en ese color verde que tanto nos gusta, chinos con un corte perfecto, rebecas y camisetas. Donde la sencillez reina, en colores planos, pero donde las mezclas nos permiten jugar. Hasta la próxima parada… ¿O nos quedamos a vivir en L.A.?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD