CANNES, FRANCE - MAY 18:  Actor Ryan Gosling attends the "Blue Valentine" Photocall at the Palais des Festivals during the 63rd Annual Cannes Film Festival on May 18, 2010 in Cannes, France.  (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

Ryan Gosling contraataca

Bru Romero

Desde que se metiera en el papel de Jacob Palmer en Crazy, Stupid Love en 2011 y hasta su Julian en Only God Forgives en 2013, Ryan Gosling se convirtió en un animal mediático. Era el perfecto hombre a seguir: guapo, famoso, con éxito y además buen actor. Sus trabajos en Drive, Gangster Squad o The Place Beyond the Pines, no solo venían a sumarse a los anteriores títulos sino también a descubrirnos a este canadiense que lo mismo actuaba, cantaba, se convertía en improvisado influencer con los looks que llevaba o en los últimos tiempos, dirigía.

Llegó el día en que la máquina decidió parar, el modelo a seguir decidió replantearse su futuro y es que convertirse en #trendingtopic diario y saber que existe hasta una línea de trapos para la cocina con tu cara, pueden llegar a hacer que cualquiera se agote de sí mismo. Un agotamiento que Gosling convirtió en bomba de humo, dejándonos huérfanos de imágenes para colgar detrás de la puerta, solos ante el peligro de esas modas que vienen y van.

Con energías renovadas y a sabiendas que todo lo que toque,  lleve o diga se convertirá en moda, Gosling vuelve a pasearse por el mundo gracias a la presentación de su próxima película The Big Short, en la que compartirá cartel con Brad Pitt, Christian Bale y Steve Carrell. Celebramos su vuelta a nuestras rutinas recordando una serie de tips que seguramente no supieras de él y jamás deberías olvidar. ¡Gosling, no nos vuelvas a abandonar!

Fue chico Club Disney y compartió coreografías con Britney Spears, Christina Aguilera y Justin Timberlake.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD