ferragamo_1

Salvatore Ferragamo, mucho más que una firma de exclusivos zapatos

Bru Romero (@gorgeousbru)

Si hay una marca de la que esperamos, temporada tras temporada, que asiente las bases del nuevo clasicismo masculino, esa es Salvatore Ferragamo. Modernas líneas que mantienen lo básico en un armario de hombre y que sin perder el espíritu de otra época, nos acercan a ese hombre que sin ser escandaloso en su adaptación al medio, flirtea con las nuevas tendencias sin perder las formas tradicionales.

Guillaume Meilland debuta como diseñador creativo de la firma italiana con una colección en el que la extrema sobriedad adquiere rango de vieja escuela pero sin perder ni un ápice el sentido de las nuevas coordenadas. Looks que acompasan la silueta masculina en rotundos claroscuros y donde se mantiene la piel, el ante y la lana como tejidos estrella.

Prendas de abrigo, jerséis y pantalones que distan un poco de la moda skinny, abrazando el sentir más oversized y recuperando siluetas que convenía revisitar. Superposición de capas, prendas que sin ser reversibles hacen que nos fijemos tanto en el exterior como en el exterior y un auténtico virtuosismo en la elección de accesorios, completan un desfile al que la única pega que sacamos es que no sea invierno 2017 para que podamos vestir de esta firma que es mucho más que una marca de exclusivos zapatos.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD