topman_1

Topman confía a Gosha Rubchinskiy su campaña de Navidad

Bru Romero

Hubo un tiempo en el que Marc Jacobs, Alexander McQueen o Galliano fueron denominados los enfant terrible de la moda del momento. El tiempo ha pasado y ya talluditos (en el caso de McQueen, siempre en nuestros corazones) ven como siguen apareciendo nuevos talentos que revolucionan todos los resortes con solo poner sus manos sobre el proyecto que sea. Gosha Rubchinskiy es uno de ellos.

No es la primera vez que os hablamos de él y es que el diseñador y fotógrafo moscovita tiene mucho de prolífico y no menos de creativo. Su interés por la juventud (si es skater mucho mejor) y por el estilo más urbano, callejero e incluso de extrarradio, han hecho de él, marca reconocible de la nueva manera de entender la moda, manteniendo su sofisticación pero a pie de calle.

Ahora es Topman quien le da carta blanca para que haga y deshaga, vista o desvista, a su antojo, poniendo en sus manos la campaña de estas Navidades. Una línea que sorprende por su estética grunge, gusta por su apología de la juventud más hedonista y nos pone las pilas para que nos alistemos al particular ejército Rubchinskiy del que nos es muy complicado apartar la mirada.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD