cavalli_9

Triunfo de Peter Dundas en su primera vez con Cavalli

Bru Romero

En las últimas temporadas hemos asistido al resurgimiento de las colecciones masculinas de una serie de casas de moda italiana que perdieron presencia y gancho con su público. Un posicionamiento que tras Gucci, quizá el mejor ejemplo en este caso, recupera al hombre Cavalli tal y como se entendía en 1998 (año en el que tuvo lugar el primer desfile de caballero) o mejor dicho, lo mejora de la mano del diseñador nórdico Peter Dundas, al frente de la firma tras la salida de Roberto Cavalli como dueño y señor de su propio copyright.

Dundas se estrena así en formato masculino, tras haberse encargado de la colección para mujer de la pasada semana de la moda femenina, tras el verano, y no solo vuelve a dar en el clavo sino que recoge los aplausos y vítores del mundillo y la atención de todos los medios de comunicación. Va por el buen camino.

Localizado en el mítico Palazzo Crespi, familia de emprendedores en el sector textil y eléctrico y copropietarios del Corriere della Sera, la ocasión pintaba perfecta para ser testigo de una fecha a recordar en el historial Cavalli. Dundas no defraudó, marcándose un desfile que huyendo de cualquier tópico más que típico bebe de la exuberancia y ensortijada sofisticación de los 70 y 80 en looks que van más allá del propio género masculino.

Así, el hombre Cavalli del próximo invierno 2016 viste coloristas blusas, se envuelve en abrigos que ya quisiera para sí Joan Collins en Dinastía, desfila con pantalones de cintura ceñida y pata ancha y combina como pocos, monos con zapatillas Converse. Sobriedad que cede frente a una excelsa exuberancia, prendas de punto, combinadas con sedas, tejidos denim y algún que otro terciopelo que encuentran en el brocado y el bordado la expresión más opulenta.

Nuevas reglas de libertad textil y sexual que Dundas plantea para mayor gloria de Bowie que en paz descanse y para fanáticos de ese rollo a medio camino entre decadente bon vivant y rockie de pro. Una colección que saca el lado más sensible del hombre que no tiene prejuicio alguno y que busca en la fragilidad, su decidida y aplaudida transformación.

¿Quieres ver nuestras opciones favoritas?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD