robert_1

27 años sin Mapplethorpe…

Bru Romero

Hizo de la provocación su bote con el que surcar la insufrible moralidad americana de los 70 y los 80. Décadas que de no haber sido por Warhol, el Hotel Chelsea, St. Mark’s Place o el restaurante Max’s Kansas City no hubieran tenido ningún interés desde el punto de vista la cultura underground, esa subcultura que todo el mundo idolatró en décadas posteriores y que aún en nuestros días, nos da carrete para seguir viviendo en una influencia constante.

Robert Mapplethorpe solo quería seguir viviendo para ser testigo de su propia fama, de ese interés de la opinión pública y profesionales del sector por sus fotografías, pinturas o grabados, por aplaudir aquello que a él tanto le sumió en esos viajes orgásmicos y lisérgicos: la búsqueda de la belleza.

Un éxito que conoció a medias y es que el 9 de marzo de 1989 moría por complicaciones del VIH en un hospital de Boston. Atrás dejaba una obra sólida en la que combinaba sus demonios internos con el equilibrio y la perfección de aquellos que, sin saberlo, son artistas mayúsculos. Un tipo que no buscaba la trasgresión pero que se la encontraba en su obra de manera inesperada. Un hombre que hizo de su homosexualidad, el mejor ejercicio artístico que nadie nunca antes había conseguido plantear y de su propia vida el retrato de un Dorian Gray apolíneo que saltó de cama en cama, de orgía a coktail party, pasando por alguna que otra cita BDSM.

Una vida controvertida y muy prolífica que se convierte en carne fresca para el documental Mapplethorpe: Look at that pictures que la HBO está ultimando y que será estrenado el 22 de abril de este año. La primera mirada detenida sobre la vida y obra de este artista del que ya se preparan más de una retrospectiva a lo largo del año. Una oportunidad de conocer material audiovisual nunca antes visto, un acercamiento al perfil seductor de este artista que se afanó por no caer ante el convencionalismo de una época y que cuando creaba decía ser tomado por las manos de Dios. ¡Gracias, Robert por tanto y tan bueno! 27 años después, seguimos reconociendo tu arte.

¿Quieres conocer algunas de sus fotografías más icónicas? 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD