raffaella_carra_1

¿Es el adiós de Raffaella Carrà una despedida para siempre?

Bru Romero (@gorgeousbru)

Aún seguimos consternados con la sola idea que Raffaella Carrà desaparezca del negocio del espectáculo “para dejar paso a las nuevas  generaciones”. Una información que si hubiera sido lanzada el próximo día 28, hubiéramos pensado que era la inocentada del día. Pero no. Parece ser que la noticia es veraz como que Britney hace playback todo el rato (hasta para telefonear a su madre y contarle el día).

La artista italiana de 73 años quiere bajarse en la próxima y aunque Italia y nosotros sus vecinos, no queremos creer, por vez primera, sus palabras, lo cierto es que según su equipo a no ser que el proyecto le apasione verdaderamente, la Carrà no saldrá de la cama.

Pero, ¿y ahora? Nada volverá a ser igual sin ella. Las fiestas no se sentirán de la misma manera, nuestras coreografías no tendrán ningún sentido sin saber que la show woman por antonomasia ya no está en activo y es que los fines de semana llorarán lágrimas sangre y todo eso, sin contar con esa sesión discotequera madrileña llamada Choco-Churros que se quedará sin su reina mora particular. Y es que sin la Carrà como presentadora de programas, artista invitada o madre abadesa, no queremos ni respirar.

Menos mal que, por el momento, muy pronto la veremos en TVE1 conduciendo la gala que festeje los 60 años de la cadena pública. Momento en el que seguramente recordaremos su paseo por nuestro país en aquellos 80 y 90 como verdadero y auténtico icono pop. Toda una época de la televisión que pasaba ya de la censura y quería ver el ombligo de este torbellino rubio de pelo perfectamente planchado y outfits cosidos a lentejuelas. No sabemos vivir sin ti, Raffaella. ¡Vuelve! (y no solo por Navidad).

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD