DSC_4697

Brisa Fenoy: ”Cuesta que te tomen en serio siendo guapa. No es ningún mito”

FRAN PATIÑO

Que a estas alturas una cantante pop te sorprenda no es tarea fácil. Por eso, Brisa Fenoy es más que brisa, es como un soplo de aire fresco en el panorama musical español. Puede que no te suene su nombre, pero seguro que ya has escuchado e incluso has bailado ‘ELLA’, su single de presentación que mezcla sonidos R&B y electrónicos con un pop de influencias internacionales.

La relación de Brisa Fenoy con la moda es muy estrecha. Esta artista gaditana ha trabajado durante cinco años en el mundo de las pasarelas, recorriendo todo el mundo. Pero lo suyo es la música y no tiene reparos en reconocerlo. Eso sí, ha tenido que luchar mucho por su sueño, porque, tal y como nos asegura, la etiqueta de chica guapa ha hecho que a menudo no tomasen en serio su talento artístico. Hemos hablado con la modelo y cantante que ha roto todos los estereotipos.

¿Qué sentiste la primera vez que te escuchaste en la radio?

Sentí un profundo agradecimiento hacia todas las personas que me apoyaban para sonar en radio. Estos apoyos, para un artista nobel como yo, son de agradecer y mucho. Pensé en todos los que han confiado en mí desde un primer momento y han hecho sonar ‘Ella’ en radio, porque gracias a ellos la canción existe para muchas más personas y tiene un alcance mucho mayor.

Eres mucho más que una voz y eso no siempre pasa en el mundo de la música donde a veces abunda lo prefabricado.  Tú escribes, compones, produces… ¿Cuánto de Brisa Fenoy hay en ‘Ella’?

Hay un 80%. Excepto algunos detalles y el mastering, todo lo demás es creado por mí. Componer me llena casi más que cantar.

¿Te sientes más a gusto sobre la pasarela o cantando sobre un escenario?

Cantando sobre un escenario sin duda. De hecho, cuando me he subido a alguna pasarela, solo he pensado “ojalá estuviera cantando delante de todas estas personas”… ¡Qué ironía! Imagina la satisfacción que siento ahora, cumpliendo lo que siempre soñé.

¿Cuándo empezó tu atracción por el mundo de la música? ¿Siempre te ha gustado cantar?

Siempre me ha gustado cantar. Antes que hablar ya cantaba. A eso del año y medio cantaba las canciones infantiles de todas las películas. Recuerdo ir cantándolas con mi padre en el coche. Llevábamos los casetes de bandas sonoras de Disney como Tarzán o Mulan entre otras. Pero lo que más me ha gustado desde que lo probé fue componer canciones. Tenía 12 años y compuse mi primera canción. Desde ahí ya no paré hasta hoy. Es la fórmula para curar mis heridas y para transmitir una realidad que me incomoda.

DSC_4837

¿Cómo definirías la música que haces? ¿Qué estilos encontramos en tus temas?

Mi música no tiene un género en concreto. Podríamos decir que es pop, pero tiene muchas vertientes subyacentes. De repente meto ritmos latinos, toques orientales o canto con un deje andaluz, no sé. La defino como sincera, con contenido, actual, fresca, con fuerza, que encandila.

¿Qué mundo te parece más difícil, el de la música o el de la moda?

Para mí, sin duda, el de la moda. Tienes menos que ofrecer. Ofreces tu cuerpo, tu belleza, tu actitud y, por supuesto, tu profesionalidad, pero no tienes singularidades que puedas trabajarte, no tienes forma de superarte, no creas nada de ti, crean contigo el proyecto de otros. Sin embargo, con la música creas tu propio proyecto. Para mí es más divertido componer, crear, cantar, transmitir… Con la moda nada de eso es posible. Te ciñes al guión que te toca interpretar ese día y a que te dirijan, por eso para mí es más difícil.

Al venir de un mundo muchas veces considerado superficial como el de la moda, ¿te costó que creyesen en ti desde la industria discográfica?

Bueno, no en ese término ya que las discográficas vieron todo el material que les presenté y no dudaron en mi credibilidad como artista, como músico y compositora. Pero sí que es verdad que para el público puede que haya dudas, es normal, yo también las tendría. Por eso tengo unas ganas tremendas de enseñar todo lo que tengo guardado y todo lo que tengo por sacar y demostrar en conciertos todo mi arte. Por supuesto tengo que dar y ofrecer más por precisamente ser una cara bonita y venir del mundo de la moda. Tengo que demostrar más.

¿Qué te inspira a la hora de escribir y componer tus canciones?

Mis experiencias propias, mi propia escala de valores, lo que me parece injusto, lo que me duele, mi punto de vista sobre la vida, sobre el amor, sobre la injusticia social…

Pop, R&B, electrónica… encontramos estilos muy diferentes en ‘Ella’. ¿Eres una chica ecléctica?

Intento no ceñirme a un estilo. Para mí no hay estilos puros hoy en día. Hemos llegado a crear nuevos estilos mezclando los que ya existen. Me decanto por unos ritmos más que por otros, me gusta más el R&B que por ejemplo el rock, me gusta más el soul que el jazz, me gusta más el flamenco que el canto gregoriano… Pero eso es lo bonito, coger lo que me gusta y transformarlo, reestructurarlo, redimensionarlo, reutilizarlo y remodelarlo en una comunión de ritmos y de melodías que a mí se me ocurren en mi cabeza por mis influencias y mis decadencias.

¿Cuáles son tus referentes musicales?

Me gusta tanto la música que es difícil hacer distinciones. Mis referentes han venido desde adolescente con artistas pop como All Saints, Oasis, Britney Spears, Hilary Duff, Avril Lavigne, The Corrs, Busted, Nina Simone… Hasta actualmente, Stromae, Jain, MIA, Drake, Rihanna, Chris Brown, Grimmes, London Grammar o de habla Hispana como Chambao, Dellafuente, Maka, AGZ, Samuel o’Kane, Bomba Estéreo, La Mala, Calle 13…

¿De qué habla tu single ‘Ella’?

Habla de que todas hemos sido ‘Ella’ en algún momento, la mujer objeto, la mujer sumisa, la mujer oprimida… No me refiero solo al género femenino, también a los hombres. Hombres sumisos hay miles, oprimidos… Básicamente hablo a favor de conseguir nuestra propia identidad, hablo a favor de ser nosotros mismos, de no dejarnos llevar por lo que los demás quieran de nosotros. En ocasiones hemos tenido relaciones en las que nos han cambiado por otr@ porque empezamos a ser nosotros y a ser críticos y demandar nuestros derechos.

¿Crees que la imagen en la música es muy importante? ¿Qué piensas de los cantantes que no prestan apenas atención a su forma de vestir?

Pienso que es un valor diferencial. Hoy en día destacas por la imagen que lleves, es tu forma también de lenguaje no verbal. Es un plus que yo quería ofrecer a la industria, ya que vengo directamente de la moda. Es mi forma de concebir mi arte, como un todo, como un mensaje, como una estética, como una calidad de música de letra y de vídeo. Siempre hablo de las tres M: música, moda, mensaje.

Parece que últimamente no se le da mucha importancia a los videoclips por parte de los artistas y las compañías. Sin embargo, en el de ‘Ella’ vemos un trabajo audiovisual muy cuidado y visualmente atractivo. ¿Es importante apostar por el vídeo musical?

A mi parecer era muy importante ya que la imagen hoy en día es todo. Lo audiovisual te entra por los ojos o no, es un acompañamiento del artista, de la música. Además, con los mensajes que quiero transmitir creía muy necesario y sigo creyéndolo el que le acompañen imágenes. Hoy en día es más fácil que nunca grabar contenido audiovisual, y de hecho es algo que me fascina. Me monto yo misma mis vídeos caseros. De hecho iba a estudiar comunicación audiovisual porque me flipaba aprender a montar videoclips…

¿Es un mito o es verdad que cuesta que a una la tomen en serio siendo guapa?

No es ningún mito. Pero para todo. Parece que te lo dan hecho porque tú no sabes hacerlo o no eres lo suficientemente capaz de ello. Me ha pasado siempre y eso me ha ralentizado algo más el creer en mí misma. Todos quieren hacerte todo, o te dicen lo que tienes que hacer, o te protegen, o te controlan… Es por regla general más complicado que te tomen en serio en ciertos aspectos.

DSC_4655

¿Ser guapa y modelo ha hecho que en ocasiones se pusiera en duda tu profesionalidad como cantante? ¿Has tenido que trabajar más que los demás para demostrar tu valía?

Sí, tienes que demostrar más a los demás, constantemente, en todo. En la música a mí me está pasando. Yo canto, toco el piano, compongo, produzco mis demos… y siguen dudando de mis capacidades o de mi veracidad… Pero es normal, estoy acostumbrada a que duden siempre de mí por ser modelo o ser guapa. La moda te da de comer sin un esfuerzo aparente, aunque la realidad es que luego hay muchísimo esfuerzo detrás que nadie ve. Puedes elegir llevar una vida fácil, cómoda… pero bueno, ese es un asunto para otro debate.

¿Qué te aporta la música que no te da la moda?

Es fácil, en la moda tú trabajas para el sueño de otro, sin embargo en la música tú creas tu propio sueño. La música es mi vida, no la puedo comparar… La moda ha sido un puente hacia la oportunidad de que la música llegue a ser mi vida profesional, por recursos económicos para pagarme mis clases o por conectarme con aquel anuncio de Andalucía que me ayudó a que las discográficas llamaran a mi puerta.

¿Y qué encuentras en la moda que la música no te da?

Encuentro darte cuenta de lo que es trabajar, trabajar muchas horas sin cobrarlas, valorar lo afortunada que soy por tener un cuerpo que me permite trabajar menos que un trabajador medio y ganar más, poder dedicarme a lo que amo por tener más tiempo libre. También encuentro sacrificio por tantos viajes, tanta soledad y a veces tan poco trato humano… Encuentro valorar lo que cuesta ganar el dinero y darte cuenta del sistema tan injusto del que todos somos víctimas. Y encuentro también personas maravillosas que forman parte de lo que soy. Me he dado cuenta de quién soy, porque sin todas esas experiencias que he vivido gracias a la moda no sería quien soy hoy.

Actuaste en el World Pride de Madrid de este año, ¿qué sentiste al formar parte de algo tan importante? ¿Crees que la música es un canal importante para abarcar temas sociales?

Me sentí muy afortunada. Sentí que era el mejor mes, el mejor año y el mejor concierto para que fuera mi primero. Yo reivindico sobre la propia identidad, ¿qué mejor que el World Pride para ese mensaje? Por supuesto, los artistas tenemos un poder enorme, un poder de influencia en los oyentes, en los iguales. Tenemos la capacidad de transmitir lo que queramos y que sea recibido. Tenemos el deber de comprometernos socialmente con los conflictos y desigualdades que están pasando y que no van a dejar de pasar, con los que no tienen voz ni voto, con los nadie, como decía Eduardo Galeano, otro genio e ídolo mío, y concienciar, transmitir y hacer recapacitar a los demás con nuestra música.

Aunque actualmente estás centrada en la música, vemos que sientes pasión por la moda. ¿Cuáles son tus diseñadores favoritos?

No te creas que sé tanto de diseñadores, sé mucho más de música (ríe). Me gustan diseñadores como Maria Ke Fisherman, María Escoté, Moisés Nieto, Euphemio Fernández, Rubén Galarreta, María Magdalena y muchísimos más.

¿Te gustaría lanzar algún día tu propia firma de ropa?

Sí, de hecho ya lo estoy maquinando… Soy muy inquieta y me gustaría hacer una marca propia también por el tema ecológico y de no a la explotación de mano de obra humana.

¿Para cuándo más singles de Brisa Fenoy? ¿Hay disco a la vista?

Espero que más pronto que tarde. Haberlos los va a haber… Os dejo con la intriga.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD