fitness-1291997_1280

Cinco errores que no debes cometer al salir del gimnasio

FRAN PATIÑO

Muchos se equivocan al pensar que, al haber acabado el entrenamiento diario en el gimnasio ya está todo hecho y hay vía libre para hacer lo que uno quiera. Nada más lejos de la realidad. Para llevar una vida saludable y conseguir los objetivos que han sido marcados para tener ese físico que se desea hay que cuidarse no solo antes y durante el ejercicio, sino también desde el momento en que se acaba de hacer el entrenamiento.

A pesar de que hayas acabado cansado de sudar con el cardio y sin fuerzas tras levantar esas pesas que a veces tanto se resisten, hay unas cuantas cosas que es bueno que tengas en cuenta para que tus objetivos no se te resistan y que tu salud no se resienta. El salir duchado por la puerta del gimnasio no significa que la cosa haya acabado ahí. ¡No eches tu esfuerzo por la borda! Estos son los cinco errores que no debes cometer tras el entrenamiento.

No estirar

Acabar de golpe el entrenamiento y no estirar es uno de los errores más grandes que se cometen tras hacer ejercicio. Es muy importante realizar una serie de estiramientos para la relajar los músculos que se han trabajado. De esta forma de pueden evitar posibles lesiones y calambres musculares. Además de quedarte más relajado, favorecerás la recuperación muscular.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD