gym

Cinco trucos para motivarte con el gimnasio

FRAN PATIÑO

Empezaste el curso con la promesa de tomarte el gimnasio muy en serio. Lo mismo dijiste de la dieta. No piensas saltarte ninguna de esas dos cosas. Lo juras y lo perjuras delante de tus amigos mientras te tomas la última cerveza que, dices, te beberás en mucho tiempo. Repetiste la misma escena el año pasado y a la semana ya estabas rompiendo tu promesa y diciendo que la comida sana y el deporte no estaban hechos para ti.

Esta vez puede ser diferente. Si lo intentas, pero aún así no consigues ser un chito fit, lee atentamente… Vamos a darte los mejores consejos para que consigas tener ese cuerpo que siempre has deseado. ¡Así puedes motivarte!

henri-meilhac-266522

Lleva un seguimiento

¿Cómo vas a saber si estás evolucionando en el gimnasio y con la dieta si no anotas tus avances? Es importante que te midas, que te peses e incluso que te hagas fotos cada semana para ver el antes y el ahora. De esta forma, podrás ver de forma más minuciosa el progreso que has realizado gracias a la dieta y al entrenamiento. ¡Te sentirás mucho más motivado y eso te animará a continuar hacia tu meta fitness!

Ten claro cómo quieres ser

Todos tenemos un modelo a seguir, alguien a quien admiramos y al que nos gustaría parecernos. Con la parte física ocurre igual. Seguro que hay algún actor, cantante, modelo o persona famosa cuyo cuerpo te fascina. ¡Tú puedes ser como él! Imprime una foto en la que se aprecie su torso musculado y sus grandes bíceps y pégala en la nevera. De esta forma, cada vez que vayas a picar algo o a pegarte un atracón nocturno recordarás cuál es tu objetivo y eso frenará la glotonería.

No te fijes en los grandullones

A todos nos ha pasado. Estamos en el gimnasio y vemos a chicos hipermusculados levantando grandes pesos. Nosotros, con nuestras mancuernas pequeñitas nos sentimos raros y nos preguntamos cuándo podremos ser como ellos. Tranquilo, no desesperes, cada uno lleva su ritmo. Las comparaciones son odiosas. Por eso, es mejor no fijarse en los más veteranos y ponerse objetivos realistas. Cada vez serás más grande.

No entrenes durante demasiado tiempo

Cincuenta minutos es la duración más apropiada para que tu rutina de ejercicio de pesas no resulte tediosa ni te deje sin energías. Si pasas demasiado tiempo en la sala de musculación, no solo acabarás agotado sino que también te aburrirás como una ostra. Haz que tus entrenamientos sean cortos y efectivos para dar lo mejor de ti mismo.

Mejor acompañado

Ir a entrenar con tu pareja, con un amigo o con un compañero puede hacer que rindas mucho más. No solo estarás más entretenido, sino que podréis ayudaros mutuamente, daros ánimos y compartir impresiones acerca de los ejercicios que vais haciendo. Si entrenas solo tenderás a remolonear mucho más, con toda la pérdida de tiempo que eso conlleva.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD