man-1030859_960_720

¿Cómo elegir el bañador que mejor te sienta?

FRAN PATIÑO

Con el buen tiempo, los puentes de mayo y las escapadas de los fines de semana ya es momento de que vayas pensando en hacerte con un bañador nuevo para esta temporada. Has ido retrasando el asunto porque, reconozcámoslo, elegir traje de baño no es nada fácil. Puede que no hayamos conseguido quitarnos aún la barriguita y el flotador de la cintura, o tal vez sí, depende de lo bien o mal que se le haya dado a cada uno la operación cuerpazo. Total, que como cada uno es un mundo, lo importante es sentirse atractivo y por eso vamos a darte las claves para que elijas el bañador que mejor se ajusta a ti y a tus necesidades. ¡Toma nota!

Tipo slip o bóxer ajustado

Suele ser el bañador que eligen quienes tienen un cuerpo atlético o simplemente quieren ir cómodos sin importarles nada más. El bóxer ajustado tapa un poquito más, pero el slip es la prenda de baño más pequeña que puede llevar un hombre y a la que todos aspiramos cuando empezamos en el gimnasio la ‘operación bañador’. Y es que, poder enfundarse en uno de ellos y que nos quede realmente bien no es tarea fácil: que si la dieta, que si el entrenamiento, que si nada de cervezas… ¿Merece la pena? Pues no lo sabemos, pero lo cierto es que un cuerpo escultural en la playa vestido solo con un slip quita el hipo, y no del susto precisamente.

Si eres de los que les gusta tomar el sol y ponerse morenito, el slip te viene muy bien, ya que evitarás tener que remangarte el bañador, que ya sabes que queda muy feo. Para lucir esta prenda de baño como se merece, muchos optan por depilarse. Eso ya depende de cada uno, pero lo que sí que es muy aconsejable es la depilación de la zona de las ingles. Por cierto, si tienes buen trasero y te gusta marcar, no lo dudes, elige este bañador para tus vacaciones.

Imagen: Gettyimages

Imagen: Gettyimages

Tipo short

A casi todo el mundo le queda bien este bañador. Si no te obsesiona el culto al cuerpo y quieres una prenda de baño con la que ir cómodo pero que a la vez quede bien, elige el short o bañador corto. Al ir por encima de la rodilla, se trata de un modelo que a los que no son muy altos les sienta muy bien. No vas a ser el más rompedor de la playa o la piscina, ya que esta prenda es bastante clásica, pero si aún no quieres dar el paso hacia el slip o el bóxer y tampoco quieres llevar una de esas bermudas largas que tapan demasiado, quédate con el short. Aunque no son tan explícitos como el slip, también marcan lo suyo y no te van a restar atractivo.

Para darle un toque moderno a tu look, elige un estampado llamativo con el que no pasarás desapercibido. Si prefieres un aire más serio, opta por un diseño más clásico que te llenará de elegancia.

Imagen: Gettyimages

Imagen: Gettyimages

Bermudas largas

Huye de ellas si eres bajito ya que, al ir por debajo de las rodillas, te harán parecerlo aún más. Sin embargo, si la cerveza, las pizzas y la falta de ejercicio han hecho estragos tapando tus abdominales, no lo dudes… las bermudas largas son tus mejores aliadas.

Puedes subírtelas un poquito por encima de las caderas (pero no te pases) y disimularán los flotadores de la cintura. Además, tanto si tienes poco trasero como si tienes mucho, las bermudas largas, al no ser ajustadas, te lo disimularán.

MIAMI BEACH, FL - JULY 15: A model walks the runway at the Trina Turk 2011 fashion show during Mercedes-Benz Fashion Week Swim at the Raleigh on July 15, 2010 in Miami Beach, Florida. (Photo by Frazer Harrison/Getty Images)

Imagen: Getty Images

Una vez hecho este repaso, te toca decidir a ti. Da igual si tienes un cuerpo atlético o no. Físico aparte, lo más importante de todo es que elijas un bañador con el que realmente te sientas a gusto… ¡y a disfrutar del sol y de los baños!

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD