¡Hasta siempre, George!

Bru Romero (@gorgeousbru)

Los últimos días de diciembre parece que están siendo mortales. Y no, no le echamos la culpa a las indigestiones que puedan causar una ingesta masiva de polvorones y/o turrones sino de que estamos siendo testigos de una oleada de muertes que no ponen un broche muy bueno al 2016. Si hace unos días, nos dejaban Zsa Zsa Gabor y Franca Sozzani, a las que se incorporaba Gil Parrondo y una Carrie Fisher que infartaba y aún sigue en cuidados intensivos, ahora es George Michael el que nos canta su última nota y nos deja huérfanos de icono pop.

“Con enorme tristeza podemos confirmar que nuestro querido hijo, hermano y amigo George ha fallecido pacíficamente en su hogar durante el periodo navideño”, explicaba el escueto comunicado que realizaba la familia del artista que también pedía privacidad y respeto.

Cuarenta años de éxitos, primero a dúo con su amigo de la escuela Andrew Ridgeley en la banda Wham! y posteriormente en solitario convirtiéndose en uno de los solistas británicos más reconocidos de los 80 y 90, un cantante que no dejó indiferente a nadie. Y es que a sus números 1, le siguieron otros tantos escándalos que le relacionaban con drogas y la pública incontinencia sexual. Cuarenta años de titulares con los que acompañar cada uno de sus 100 millones de discos vendidos pero que celebramos por su absoluta naturalidad. Además, Michael se convirtió en un activo poderoso en la lucha contra el sida y en su apoyo a enfermos terminales y al continente africano.

Un fin inesperado para uno de los cantantes más queridos de las últimas décadas que paseaba orgulloso con su novio Fadi Fawaz mientras preparaba su próximo álbum, junto al productor Naughty Boy, que estrenaría el año que viene. Una despedida con la que nos viene a la cabeza su gran éxito Last Christmas quien sabe si profecía de lo que estaba por ocurrir, broche a una vida de descaro musical, bajada de un telón que nos deja con la angustia de no poder despertarlo cuando se acaben las fiestas ni de que pueda escuchar nuestra más sentido y largo aplauso final.

¿Quieres revisar alguno de sus grandes éxitos?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD